Actualizado hace: 10 minutos
PEDRO PABLO JIJÓN O.
Valor agregado a materias primas agrícolas

Martes 02 Enero 2018 | 11:00

En Latinoamérica, como en Ecuador,  existen grandes enemigos del desarrollo agropecuario; uno de ellos es el cambio climático, que lo podemos percibir y algunas veces controlar, ocasionado por la deforestación agresiva de bosques, el mal manejo de las cuencas hidrográficas, el uso indiscriminado de agrotóxicos, emanación excesiva de CO2, aumento de fronteras agrícolas sin control, tala antitécnica; y así podríamos seguir detallando causas que desatan efectos de orden climático que, aunque fuera de control del hombre, se ha logrado manejarlas de buena forma. 

Otro enemigo del desarrollo agropecuario es la letal intermediación, enemigo agresivo, sin escrúpulos, con una estructura de ataque al productor agropecuario tan bien organizada que ha sido casi imposible erradicar. 
Claramente he manifestado en mis artículos, y muchas veces en ponencias públicas, que  hay dos instancias al comercio de materias primas agrícolas: una, la oportunidad de mercado, donde toda la cadena productiva, desde productor, comercializador y consumidor final ganan. Y el oportunismo de mercado, en donde el intermediario tiene ingentes ganancias pagando bajos precios al productor y vendiendo a altos precios a cadenas de distribución y, por ende, al consumidor final.
En días pasados tuve el honor de reunirme en la ciudad de Ambato con líderes de asociaciones agropuductivas, en las oficinas de la prefectura provincial del Tungurahua, para tratar temas de bajos precios y comercio justo de materias primas agrícolas. 
En Ecuador, por ley, las prefecturas provinciales tienen entre sus competencias el desarrollo agroproductivo de su territorio. Con gran satisfacción pude constatar el excelente trabajo de articulación de esta Institución con las organizaciones agropecuarias.
Ejemplos dignos de analizar de articulación entre prefectura de Tungurahua y organizaciones agroproductivas, por citar dos: Asociación de Productores Cadena Provincial de La Mora, quienes, para evitar caer en el manejo de la intermediación, están dando valor agregado a su producción, convirtiéndola en vinos, mermeladas y jugos, con presentaciones comerciales de alta calidad. Otro ejemplo a seguir es la Asociación de Productores Agroecológicos del Tungurahua, organización con buen manejo de producción de hortalizas orgánicas y distribución en mercados locales.
El sector agropecuario necesita romper paradigmas y volcarse a la agroindustria asociativa, dando valor agregado sa us materias primas agrícolas y fortalecer sus cadenas de valor. Solo así nos desligaremos de la letal intermediación, levantaremos la economía y dignidad del sector agropecuario nacional.   
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala