Actualizado hace: 4 horas 21 minutos
Recordar es vivir: Por y para la cultura
Recordar es vivir: Por y para la cultura
Por: Julio Hernández Luna

Jueves 07 Diciembre 2017 | 04:00

Sobre esta temática me hago eco de las sapientes y valederas opiniones de amigos sinceros, como son el Dr. José Hidrovo Peñaherrera y Oswaldo Mendoza Medranda, sobre aspectos históricos trascendentales de las actividades culturales de antaño por parte de la Casa de la Cultura de Manabí, cuando la presidía Horacio Hidrovo Velásquez, sugiriendo que en septiembre y octubre se repitan cada año.

La Cultura debe manifestarse más allá de las paredes, pues corresponde a los pueblos todo un mensaje integral. 
Así debe hacerlo la Casa de la Cultura Núcleo de Manabí, con sus nuevos timoneles.  
Algunas personas consideramos que se debe fortalecer nuestra cultura costeña de muchos siglos y milenios, pues hemos sido, somos y seremos montuvios sinceros, fraternos y solidarios, hasta para dar nuestra camisa al que no la tiene. 
En el año 1957, la Casa de la Cultura convocó en Portoviejo el Festival Nacional de Poesía, evento inédito en el país. Hubo debates y recitales en el histórico local de las calles Sucre y 18 de Octubre. 
Se crearon la Asociación de Intelectuales y Artistas Urbanos y Rurales, así como las caravanas culturales, con artistas portovejenses que visitaban e interactuaban en los campos.
Hubo una esplendorosa exhibición mural de poemas entre las ramas de los arbustos del parque central “Vicente Amador Flor”, con intelectuales de diferentes lugares de la patria. Se lucieron los estudiantes de los colegios Portoviejo y Olmedo.  
Al programa de la Liga Alfabetizadora del Ecuador (LAE) se sumaron algunos educadores ilustres,  como Daniel Villacreses Aguilar, Carlos Hernández Hidalgo, Felipe Saúl Morales Castro, Oliva Miranda Zambrano, Flor Medranda de Chancay, Liova Miranda, Aurita Gordillo, María Teresa Castillo, entre otros auténticos maestros con mística social. 
La matriz nacional editó la renombrada novela: “Un hombre y un río”.  
Por primera vez el país hizo el certamen del “Libro leído”, con estudiantes del nivel medio sobre obras de la literatura ecuatoriana.  
En 1963, el colegio nacional Olmedo inicia -hasta hoy- “La Flor de Septiembre”, con ámbito latinoamericano, dirigida por Horacio Hidrovo Peñaherrera, con el decidido apoyo del rector, Dr. Manuel Palomeque Barreiro, y los miembros del Consejo Directivo. 
Hubo la presencia sucesiva de  escritores de varios países latinoamericanos que visitaron los cantones manabitas. 
El uruguayo Eduardo Galeano, quien en su obra acerca de los montuvios manabitas nos definió así: “ El manabita tiene fama de pocas pulgas, poco dinero y mucho corazón”. 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: