Actualizado hace: 20 minutos
Manabí
Quieren que Pedro y Pablo sean patrimonio

Las fiestas de San Pedro y San Pablo mueven cada año entre junio y octubre a miles de manabitas, que no se pierden esta tradición montuvia.

Jueves 07 Diciembre 2017 | 04:00

 Los feligreses recuerdan a sus principales patronos y agradecen por los favores recibidos en todo ese 

tiempo, como la buena pesca.
Esta efeméride, que fue declarada en Ecuador como Patrimonio Cultural Inmaterial en julio del 2007, es una expresión religiosa que se realiza en las zonas de Montecristi, Picoazá, Sosote, Crucita, San Jacinto, San Clemente y Portoviejo, en Manabí.
 
Especial.La celebración de este año estuvo marcada por el debate de que la fiesta obtenga un reconocimiento mundial, tras 150 años de vigencia.
Wellington Urrunaga, a nombre de los organizadores, mencionó las resoluciones.
La principal es solicitar al Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) una nueva evaluación a los estudios que sirvieron de base para la declaratoria de hace diez años.
La idea es que con esta gestión se acuda a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), con el objetivo de que el ente mundial evalúe la posibilidad de declarar la celebración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
 
La fiesta.  Entre los participantes se escoge a un líder popular para que represente a un gobierno de ambos bandos (Pedro y Pablo).
El seleccionado porta una banda multicolor que lo distingue entre los asistentes. 
Ernesto Pin, activista cultural de Picoazá, dice que sobre la clasificación de etnias hay un debate constante, porque la población manabita es mayoritariamente montuvia y chola. A pesar de eso, en la fiesta tradicional se intenta representar a los afrodescendientes con personas que se identifican con este pueblo.
Para los cholos manabitas encomendarse a los apóstoles es sinónimo de fe.
Le rezan a San Pedro porque fue un apóstol pescador, por lo que se identifican con él.
A San Pablo también se encomiendan porque estuvo profundamente comprometido con su fe cristiana.
La devoción por estos santos se refleja en la cotidianidad de las familias. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala