Actualizado hace: 2 horas 43 minutos
Manta
Un Ironman que sacó lágrimas

En el Ironman hubo dos momentos de gloria: cuando Reinaldo Colucci se convirtió en ganador y cuando Gaby Espinosa llegó a la meta junto a su hermano Roberto.

Lunes 31 Julio 2017 | 04:00

Los atletas que llegaban eran aplaudidos por pequeños grupos de familiares y amigos. Pero faltaba un momento que desataría el éxtasis: ver a Gaby y a Roberto Espinosa cruzar la línea del arco Ironman.

Desde el inicio de la competencia Gaby, quien tiene parálisis cerebral, se robó el cariño de la gente. La quiteña de 27 años fue llevada durante las tres disciplinas (natación, ciclismo y trote) por su hermano Roberto. El arco estaba cerca de cerrarse (a las ocho horas) y los hermanos Espinosa no aparecían.
Hasta que por los altoparlantes el animador anunció: “Por ahí viene Gaby”. El público se puso de pie y empezó a corear su nombre.
Su hermano la llevaba en una silla de ruedas, pero a cuatro metros de la línea de meta la bajó y la puso en el piso. Con su ayuda empezó a caminar y atravesó la línea con un tiempo de 07:39:56.
En la meta los esperaban sus padres y hermanos. Roberto Espinosa, padre de Gaby, fue el encargado de ponerle la medalla y la levantó en brazos. Hubo lágrimas. Fue tal vez el momento más emotivo del día. Mucho más que cuando el brasileño Reinaldo Colucci ganó la triatlón. Los atletas que ya habían llegadon, se acercaban a ella a felicitarla y a hacerse fotos.
También hubo otros atletas que se robaron la admiración de la gente, como Pablo Andrés Vallejo y Marcelo Toscano, quienes nadaron con una pierna amputada. Hicieron posta, y otros miembros de sus equipos completaron el ciclismo y el trote en un día fresco en donde el sol brilló alrededor de las 14h00.
Ganadores. A diferencia de los dos años anteriores, cuando triatletas europeos y estadounidenses predominaron en el podio del Ironman 70.3 de Manta, ayer destacaron los sudamericanos.
Colucci se quedó con el título del certamen que por tercera ocasión se desarrolló en las playas y calles de Manta.
El brasileño llegó a la meta en un tiempo de 03:53:06, en una ajustada definición, pues el colombiano Carlos Quinchara llegó en 03:53:08, dos segundos más tarde.
Ese tiempo no supera el logrado el año anterior por el canadiense Cody Beals, quien llegó a la meta en 03:48:04, ni el logrado en la primera edición cuando el británico Timothy Dom ganó en 03:51:35.
Beals esta vez llegó en el sexto puesto, con un tiempo de 04:01:46, trece minutos más tarde que el año pasado.
Algunos deportistas atribuyeron estos tiempos a la fuerte corriente contra la que tuvieron que luchar en el mar de la playa El Murciélago. Otro brasileño, Fernando Toldi, se subió al podio como tercero.
Mientras que Giovanny Mármol fue el primer ecuatoriano en llegar a la meta. Lo hizo en un tiempo de 04:18:39, para ocupar el décimo lugar.
En mujeres, la estadounidense Kelsey Withrow fue la ganadora. Ella cruzó la meta en 04:31:09. Colombia volvió a decir presente con Diana Castillo, quien cruzó la meta en 04:40:40. La chilena Pamela Tastets fue tercera.
María Luz Arellano, organizadora del Ironman, indicó que en los próximos días se reunirán los principales del torneo para evaluar las ediciones en Manta y decidir si se le renueva la licencia por tres años más.
Manta tenía la licencia por tres años que ya se venció ayer.
ECU-911 reportó dos personas heridas  
Un reporte del Servicio Integrado de Seguridad ECU-911, señaló ayer que hubo dos competidores lesionados durante el Ironman.
El dato señala que Igor Amorelli, competidor de 32 años, presentó politraumatismos leves y herida cortante en el brazo, por lo que fue trasladado por una ambulancia de la Policía al hospital de Rocafuerte.
Además indicó que el chileno Juan Carlos Torres fue trasladado a la clínica Centeno, por posible fractura de clavícula. No se informó cómo se accidentaron los atletas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Noticias en video