Martes 16 Septiembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 6 minutos
Ácaros: enemigos ocultos

Los ácaros se alojan entre sábanas y colchones

Foto:
SALUD

Ácaros: enemigos ocultos

Sábado 07 Julio 2007 | 17:42

Si usted es de las personas que no se preocupa por el aseo personal y de su casa, empiece a hacerlo, porque muchos rincones del hogar son el sitio predilecto para los temidos ácaros o parásitos, que generan distintos tipos de alergia.

Imperceptibles al ojo humano, los ácaros del polvo son los causantes de la alergia al polvo doméstico. Las partículas fecales que producen son la fuente de los alergenos. Nadie los ve, pero están en los colchones, sábanas, fundas de almohada, sofás. Estudios revelan que pueden encontrarse centenares en cada gramo de polvo. Por ello es importante que se tomen medidas de prevención contra los ácaros. Se recomienda cambiar sábanas y fundas de almohada cada semana y la pijama, diariamente. Es importante pasar trapeadores en lugar de barrer, para no levantar polvo. Las alfombras son las preferidas de los ácaros. Si no se puede evitar tenerlas en casa, al menos se deben aspirar frecuentemente. Los que afectan la piel Los ácaros que causan afecciones en la piel pueden ser visibles y no visibles. En el grupo de los visibles están los piojos de la cabeza, los del cuerpo o caránganos y los del pubis o ladillas. Entre los ácaros no visibles está el sarcoptes scabie, más conocida como sarna. Los piojos son comunes en los niños. Se trasmiten de una persona a otra. Geovana Gutiérrez, dermatóloga, explica que la limpieza es básica para prevenir los ácaros. Según el dermatólogo José García Jaramillo, no es suficiente lavar la ropa y cambiar las sábanas. “Hay que hervir todo para eliminar y prevenir los parásitos”. García comenta que hay que tener especial cuidado con la sarna porque produce mucha picazón, sobre todo por la noche, haciendo que la persona se rasque. Al rascarse, se le hacen pequeñas heridas que se convierten en granos e infecciones. La cura En el caso de alergias por los ácaros del polvo, es un médico el que debe aplicar un tratamiento, de acuerdo al paciente. No es recomendable eliminarlos con químicos porque podrían empeorar la alergia. Lo ideal es aumentar la ventilación, reducir la cantidad de polvo y evitar el uso de alfombras y tapizados. García manifiesta que para eliminar los piojos y la sarna existe el benzoato de bencilo. Pero en el caso de la sarna, si la enfermedad ha avanzado, se debe curar primero las infecciones y granitos. Es recomendable que el tratamiento se aplique en la noche. Al siguiente día la persona debe bañarse bien con agua y jabón. No hay que dejar de lado el uso de cremas y aceites para suavizar la piel.