Actualizado hace: 2 horas 6 minutos
Subiendo la temperatura política
Subiendo la temperatura política
Por: Childerico Cevallos
chcevallos@eldiario.ec

Domingo 19 Marzo 2017 | 05:00

La llamada “expulsión” del país de la señora Lilian Tintori fue la comidilla política de la semana. Tintori es la esposa del líder opositor venezolano Leopoldo López, quien actualmente paga una pena de cárcel de varios años que sus seguidores dicen se debe a una persecución política.

Ella pretendió entrar a Ecuador, pero fue impedida por migración en el aeropuerto
de Guayaquil, desde donde se la devolvió a Miami.
Se dice que fue expulsada, decisión oficial que tiene variada lectura, como por ejemplo, que lo sucedido resultó algo así como una “muerte anunciada” por la misma afectada, al admitir que el objetivo de su visita era de apoyo al candidato opositor al Gobierno, lo que impidió su ingreso al territorio nacional.
¿Acertada la medida? De acuerdo a las declaraciones del jovencito que heredara
las funciones de ministro del Interior, doña Lilian traía propósitos políticos no afines a su “visa de turista”. Recordemos aquí el caso de la periodista de nacionalidad francesa-brasileña Manuela Picq, pareja del líder de Ecuarunari Carlos Pérez Guartambel, quien fuera expulsada por intervenir en una protesta indígena.
Y eso de haber sido “expulsada”, cuando la afectada, al parecer, al ser negada su entrada no pasó del área de tránsito internacional, como que no cuadra. 
Por eso lo procedente sería decir que fue impedida de ingresar al territorio nacional; porque al no ser admitida, doña Lilian no llegó a entrar.
Este incidente solo ha servido para alterar más ese ambiente político que, al parecer, apenas a dos semanas de las elecciones comienza a subir de temperatura.
Y ascenderá mucho más con actitudes provocadoras, como las protagonizadas por  militantes de Alianza PAIS, que en acto que hace dudar de su seguridad de lograr una victoria con una campaña respetuosa, ayer se dedicaron a interferir la labor proselitista de Guillermo Lasso en su visita a Manabí, dispersando grupos con carteles agresivos contra Lasso y favorables a Lenín Moreno, que obstaculizaron el paso en los lugares donde se presentaría el primero.
Uno de ellos fue la instalación de Ediasa, en Portoviejo, al que posteriormente llegaron seguidores de Lasso, debiendo actuar prudentemente la fuerza policial que estratégicamente se interpuso para evitar enfrentamientos.   
Y si ello es preocupante, se lamenta que tengan como participantes a funcionarios públicos como el gobernador de la provincia, la secretaria de Gestión de Riesgos, empleados de la Secom, de Cnel, asambleístas electas, etc. ¿Que tienen derecho a intervenir como personas? Claro, pero ¿están desligados de sus funciones? Hay un conflicto ético.
Esperamos que el espíritu cívico se imponga y que en la carrera hacia Carondelet lo que destaque sea la cultura, el respeto, el equilibrio emocional y la personalidad que la nación requiere de su futuro gobernante y todos sus colaboradores.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Impreso | Miércoles 26 Abril 2017

Impreso Miércoles 26 Abril 2017
Compartir en
Compartir en