Actualizado hace: 54 minutos
ZONA CERO
La nostalgia persiste en el alma de Portoviejo

Desde el domingo, en que se abrió la “zona cero”, cientos de personas recorrieron nostálgicos lo que fue el corazón de Portoviejo.

Martes 14 Marzo 2017 | 08:00

Van con la esperanza de encontrarla lo menos lastimada posible, y que las imágenes concuerden con sus recuerdos, previo al sábado 16 de abril, cuando  se dio el movimiento telúrico.

Wendy Vergara llegó con sus hijos hasta la intersección de las calles Chile y 9 de Octubre. A bordo de su vehículo dio varias vueltas hasta que se quedó en un sitio.
Frente al lugar donde se estacionó funcionó el almacén San Agustín, junto al cual había puestos de ropa informal en la calle y las aceras. El movimiento era intenso.
“Pero ya no queda nada. Siento tristeza, y nostalgia al ver que la actividad desapareció del centro de la ciudad”, dijo.
A Vergara se le apaga la voz y hasta el semblante de su rostro varía al referirse al nuevo centro de Portoviejo.
Recuerdos. Metros más adelante, el orfebre Guido Zambrano habla en tono alto con un grupo de amigos a quienes les recuerda el tránsito que había por esa parte cuando aún los comerciantes llegaban desde el campo en acémilas cargadas de productos. “Las amarraban en el cerco, descargaban y vendían. El éxito de Portoviejo fue el comercio y por eso estoy seguro de que la ciudad volverá a resurgir si en el terreno del antiguo centro comercial se construye uno moderno”, declaró. 
Motivada. Ersilia Valle es quizás una mina de motivación. 42 años siendo parte del comercio, y 30 de ellos trabajando en la calle Chile, la convierten en un referente de la actividad.
Su local, el bazar “El buen vestir”, es el único en la cuadra de la calle Chile, entre Francisco de Paula Moreira y 9 de Octubre.
Allí se encuentra desde la primera semana de diciembre. Aseguró que volvió porque tras el 16A migró a la Atanasio Santos, pero no vendió lo esperado.
“Me decían mis amistades que no vuelva, que era inseguro y peligroso, pero no es así. Hay días en que las ventas son buenas, y hay días malos”, citó.
Valle no puede contener las lágrimas, pero mientras sus mejillas se humedecen habla fuerte y dice que Portoviejo tiene todo para salir adelante, “partiendo de la fuerza y unión de su gente”.
Winston Mera, en cambio, si bien está optimista tras la apertura de la “zona cero”, mencionó que en la mañana de ayer no vendió ni un vaso de jugo.
Listos. Frank Mendoza, director de Operación y Mantenimiento de Portoaguas, declaró que los servicios básicos en el centro de la ciudad están habilitados completamente, y que las personas que retornen a habitar en sus casas deben comunicar a la empresa para reactivar sus cuentas.
Calles. En abril pasado el perímetro de la “zona cero” comprendía las calles Córdova, Bolívar, Coronel Sabando, América, César Chávez, avenida Manabí, Alajuela. 
En septiembre fue la Francisco de Paula Moreira, Morales, 10 de Agosto, Alejo Lascano. Las últimas calles que comprendieron la “zona cero” fueron la Chile, Pedro Gual y 9 de Octubre. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala