Actualizado hace: 4 horas 50 minutos
Invierno
Juan Dama y el Río Chico asustan

Una lluvia de 20 minutos fue suficiente para causar caos en el sector Juan Dama, de Calderón.

Viernes 17 Febrero 2017 | 04:00

Julio Molina, morador de este barrio de la parroquia, dijo que la precipitación que se presentó a las 15h30 del miércoles fue breve pero intensa, lo cual causó que el agua bajara de los cerros y tomara tanta fuerza que formó un río de agua y lodo que ingresó a las casas y cultivos.

En su caso mostró cómo un sembrío de maíz fue arrasado por la fuerza del agua.
En las viviendas el agua llegó en unos casos hasta un metro, además la calle quedó intransitable. 
Mariano Ponce dijo que la quebrada recorre 1,5 kilómetros y el lodo dañó enseres de vivienda y que esto sucede cada año, por lo que pidió soluciones definitivas y agregó que si se presenta una lluvia de más tiempo el daño será mayor. 
Juan Farías, presidente del Gobierno Parroquial de Calderón, indicó que se afectaron 45 familias cuyas casas se llenaron de lodo, también informó que tuvieron la presencia de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos con su titular Susana Dueñas y otras autoridades, y les propusieron que se desvíe la quebrada al pie del cerro hasta empatarla con un estero. Eso, aseguró, no causará tantos daños como actualmente sucede.
También dijo que ayer empezaron a solucionar los problemas, para lo cual ocuparon seis maquinarias que permitieron retirar el lodo y se habilitó el paso.
Agua. Mientras que en la comunidad Las Chacras de Riochico el agua acumulada, los moscos y los malos olores afectan.
Los habitantes denuncian que viven esta situación desde mediados de enero, cuando aparecieron las lluvias y el agua del río Chico se estancó, formando un mar en todo el sector, aseguró Patricia Cedeño.
Informó que el agua inundó casas y danó sembríos de césped y palmeras de coco, que son las actividades de las que subsisten.
Yandri Reyna señaló que además no tienen recursos y  deben convivir con enfermedades. Denunció que al anochecer aparecen millones de mosquitos debido a que se reproducen con facilidad en el agua estancada. Los niños presentan cuadros de diarrea y fiebre, por lo que son sacados hasta los centros de salud. Pidió clemencia a las autoridades para que les ayuden a evacuar el agua.
Otro drama viven las personas que el 16 de abril perdieron sus casas por el terremoto. Ellos vivían en carpas endebles que ahora están en agua y muchas familias debieron abandonar y buscar refugio donde vecinos.
Casilda Cedeño, madre de un niño de 6 años con discapacidad, dijo que vivir en medio del agua incrementa las posibilidades de enfermarse. Denunció que unas 40 familias se quedaron “burladas” sin las viviendas, pues no traen ni los materiales, mencionó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Impreso | Lunes 26 Junio 2017

Impreso Lunes 26 Junio 2017
Compartir en
Compartir en