Actualizado hace: 5 minutos
PAJÁN
Piladora les cambió vida a agricultores
PRODUCTIVIDAD Los agricultores del sitio Las Piedras de la parroquia Guale trabajan organizadamente en la producción de arroz y otros productos de ciclo corto

Cuando a Alibe Piza, agricultor arrocero y dirigente campesino del sitio Las Piedras, de Paján, le dijeron que los agricultores podrían tener una piladora propia, no lo creyó; le pareció un sueño lejano, pues no tenían el dinero y sobre todo no estaban bien organizados.

Domingo 10 Junio 2007 | 21:25

Con el tiempo la piladora es una realidad. Las Piedras es una comunidad de la parroquia Guale de Paján. Sus habitantes por años y por herencia de sus ancestros, se han dedicado a la siembra de arroz, maní y maíz. Ahora Alibe Piza cuenta que ejecutaron un proyecto de mejoramiento de cultivos de ciclo corto con comercialización asociativa en la que se involucraron 100 familias, cada una dueña de un promedio de dos hectáreas. El proyecto tuvo el respaldo del Proyecto de Reducción de la Pobreza y Desarrollo Rural Local (Prolocal) y se inició en el 2005. Se invirtió 107.169,50 dólares. Prolocal aportó con 58.458,40 dólares y la contraparte comunitaria fue de 48.711. Las familias organizadas construyeron un tendal para el secado de los granos que producen y la piladora de arroz con su respectiva bodega en Guale. El costo de la construcción de la piladora fue de 40.000 dólares. Para asegurar una buena producción se habilitó un almacén con insumos agrícolas en donde se invirtieron 17.000 dólares. Los insumos luego son entregados a precios módicos a los campesinos quienes los cancelan una vez que han cosechado sus productos. Una regla dentro del plan es que quienes solicitan créditos deben llevar un socio garante, así además de mejorar la producción agrícola se mejoran las relaciones humanas y se aprenden reglas básicas de la comercialización y el financiamiento. Una vida mejor Con la ayuda de las técnicas agrícolas, más la fuerza de la tierra y los conocimientos innatos de los agricultores para la producción empezó a mejorar el rendimiento. El maíz llega hasta 70 quintales por cuadra, en el caso del arroz un promedio de 50 quintales y maní 30 sacas por cuadra. Según los agricultores la producción casi se duplicó. Cien familias están agradecidas de este proceso que les cambió la vida; el autoestima lo tienen elevado, no sólo porque producen más y tienen más ganancia, sino que son dueños de una empresa: una piladora que les sirve a ellos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala