VER AQUÍ
Actualizado hace: 3 minutos
Enrique Delgado Coppiano | Telefax 05-2696235
Explotación petrolera= contaminación
Enrique Delgado Coppiano | Telefax 05-2696235
Sábado 09 Junio 2007 | 22:35

En una novedosa pero esperanzadora manera de concebir el manejo de nuestra riqueza petrolera, el actual gobierno ha diseñado una política denominada “petróleo en tierra” que nos habla de no explotar las reservas del campo hidrocarburífero denominado ITT, en una amplia región de nuestra amazonia todavía virgen. Se dice que estas reservas podrían costar treinta y dos dólares el barril, veinte mil millones de dólares, pero para extraerla hay que agredir un verdadero paraíso natural que hoy es reserva ecológica del Ecuador.

La estrategia planteada es que gobiernos ambientalistas, fundaciones y otros interesados en el tema del calentamiento global permitan que el gobierno ecuatoriano reciba paulatinamente a través de varios años valores equivalentes al 50% de ese gran monto vía renegociación de deuda externa o donaciones para obras sociales, cercanas anualmente a setecientos millones de dólares y nuestro país no procede a explotar esos campos evitándose así un impacto ambiental que agravaría la situación que está viviendo el mundo entero. Es que en verdad deseamos se pueda lograr éxito en la operación, pues luego de conversar con gente de la provincia de Esmeraldas, y de conocer los estragos de desastres ambientales causados en nuestra amazonia por varias compañías en años anteriores, llegamos a la conclusión que no existe explotación de hidrocarburos limpia, y que el manejo de esta riqueza causa daños irreversibles a la naturaleza. Por eso un estadista venezolano llamó al petróleo “la sangre del diablo”. Yo invito a que visiten Esmeraldas y se converse con todos los que viven en esa provincia en lugares de influencia de la refinería y de la terminal petrolera y se recojan los testimonios de lo difícil que es enfrentar la polución y contaminación derivada del manejo de los hidrocarburos teniendo como testigos a quienes hoy sufren lo indecible por esta cercanía. Yo reflexiono, y lo señalo como un tema que debe ser conocido, tratado, analizado, debatido y resuelto en forma pormenorizada ante el proyecto de instalar una refinería en Jaramijó y sopesar las ventajas y desventajas que el mismo representaría para todo Manabí y muy especialmente para esa perspectiva turística enorme que tenemos en nuestras hoy doradas playas, desde Cojimíes hasta Puerto López y llegar a establecer si nos conviene más la existencia de dicha refinería o explotar el venero turístico de toda la costa manabita que podrían convertirse por su esplendor, sol, belleza, tranquilidad y calidez en una verdadera “costa azul del pacífico suramericano”, explotando todas sus virtudes a través de la industria sin chimenea que es el turismo, obtendríamos con toda seguridad los mismos beneficios económicos y nos libramos de la contaminación que produce el manejo petrolero. España, Francia y Montecarlo, sobre el Mediterráneo, no manejan petróleo, y el turismo es un filón de ingresos inconmensurables, con perennidad por los siglos de los siglos y la naturaleza y los seres humanos no se afecta, por la pegajosa contaminación de los hidrocarburos.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Tendencias

Suscríbase al newsletters

Recibir noticias