Actualizado hace: 4 minutos
CONTROL
Insalubre la terminal terrestre
SALUD Los alimentos son preparados al aire libre. Las personas que más se acercan a ingerirlos son los oficiales y choferes de los buses o quienes trabajan cerca de la terminal

No sólo el desorden generado por los conductores de las unidades de transporte ante la falta de espacio es notario en la terminal terrestre de Manta, también la insalubridad reina en el lugar, sobre todo en los puestos de comidas ubicados en la parte externa.

Sábado 09 Junio 2007 | 20:24

Aunque los dueños de los comedores aseguran que realizan una limpieza permanente a sus puestos, la imagen que presentan éstos dice lo contrario. Todos tienen estructuras vetustas y por falta de aseo las moscas son las invitadas de todos los comensales que llegan a este sitio. Daniel Saltos vende comida desde hace 24 años en la estación de buses. Indicó que ellos mantienen los documentos de salud en regla y que hasta el momento no han tenido “ningún inconveniente”. Sin embargo, el comisario municipal, José Luis Sánchez, señaló que siempre llama a reunión a los dueños de los comedores “pero éstos nunca asisten”. La autoridad dijo que si hasta fines de junio los arrendatarios no cambian el aspecto de sus negocios, empezará a tomar medidas drásticas, una de ellas la clausura de los comedores. Baterías higiénicas sucias Pero éste no es el único problema, las baterías sanitarias de la terminal se encuentran en pésimo estado. Verónica Mieles administra el baño higiénico de las damas desde hace 13 años. Aunque cobra 25 centavos de dólar por cada ingreso aseguró que “no es un negocio rentable” porque las personas se resisten a ocupar el baño por las condiciones en que está. Antes esto, Sánchez señaló que las baterías deben ser reacondicionadas en menos de ocho días. “De no ser así también serán clausuradas”. Locales y arriendo En la terminal terrestre hay más de ocho locales donde expenden comida. Mensualmente sus dueños deben cancelar 15 dólares por el alquiler del espacio. El dinero lo recibe la Unión de Transporte de Pasajeros de Manabí, que administra la estación desde hace siete años. Es decir que cada mes la organización recauda 120 dólares. A esto se suma el rubro que las cooperativas de transporte cancelan por el alquiler de las oficinas. En días anteriores Bosco Moreira, gerente de la Unión de Transporte de Pasajeros de Manabí, dijo que este dinero es destinado al pago a los obreros que realizan el mantenimiento de las instalaciones y a pagar el sueldo al administrador. Los servicios básicos como luz y agua, los cancela cada cooperativa. COMIDA En la terminal terrestre los alimentos se expenden al aire libre sin ningún control. SEGURIDAD La terminal no tiene guardias privados, quienes vigilan el sector son los policías. NEGOCIOS La estación de buses también está llena de comerciantes informales.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala