Actualizado hace: 59 minutos
CAMAL MUNICIPAL
Piden regular ingreso de carnes
FAENA El proceso de faenamiento de reses se lo hace con máquinas y equipos hidráulicos y eléctricos, lo que garantiza la calidad del producto

La competencia informal amenaza a la empresa Cogamanta S.A., administradora del camal municipal de Manta, cuyos directivos piden a las autoridades municipales y de salud controlar el faenamiento ilegal de los animales.

Viernes 08 Junio 2007 | 21:30

También solicitan controlar el ingreso de carne proveniente de otras ciudades. Fernando Bravo, jefe de planta del camal municipal, concesionado a la citada empresa de comerciantes ganaderos, dijo que en Manta hay numerosas tercenas y bodegas donde venden carnes de animales faenados en sitios clandestinos y desconocidos, lo que no garantiza la calidad del producto. Dijo que por esto es necesario aplicar controles a este comercio, que cuenta con un camal con equipos modernos. Sin embargo de todas estas seguridades sanitarias, hay quienes prefieren faenar en fincas y lugares insalubres por no pagar la tasa fijada por Cogomanta, que es 15 dólares por res y 6 dólares por chancho, señaló Bravo. Puso como muestra de la disminución de la demanda a las estadísticas: en abril faenaron 804 reses y en mayo 894 animales, lo que contrasta con las cifras del año pasado cuando faenaban hasta 1.200 animales por mes, agregó. Dijo que en Manabí sólo la cadena de comisariatos Velboni se abastece del camal municipal, además de los mercados locales. Pago de tasa Bravo dijo que gestionan que se apruebe una ordenanza que regule el ingreso de carne. Añadió que la única diferencia con el producto que se expende en los comisariatos es la presentación, lo que encarece este alimento. Por ejemplo, en el mercado el kilo de lomo fino es de 5 dólares y en los comisariatos llega hasta los 10 dólares, explicó. Además, indicó, las cadenas de comisariatos pagan en ciudades como Cuenta y Ambato una tasa de 6 y 7 dólares por res al camal municipal, por concepto del ingreso de los productos cárnicos, lo cual no se da en Manta. Esto es lo que ha llevado a la Corporación de Ganaderos a exigir controles mediante una ordenanza. Sobre este documento dijo que ha sido aprobado en primera y la corporación municipal sólo espera el informe de la comisión de lo jurídico para darle paso en segunda y definitiva instancia. Finalmente dijo que la venta en los mercados, aún con la innovación en la compra de máquinas y otros equipos y la conservación del producto, es regular, sobre todo en el mercado central, donde la inseguridad es cómplice para alejar a los clientes. De ahí el apoyo del Municipio para el comercio ganadero que ha invertido para ofrecer un mejor servicio, concluyó. Obligación El concejal Carlos Velásquez presentó el proyecto de ordenanza que reglamenta la calidad de los servicios públicos y privados. Control Los animales que se faenan en el camal tienen la certificación de salud del profesional de veterinaria que se mantiene en el lugar. Oferta La venta sufre bajas ante la competencia de modernas tercenas y frigoríficos que compran carne en otras ciudades.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala