Actualizado hace: 15 minutos
CUMBRE
G8 inicia cumbre entre diferencias y protestas

EFE.- Los siete países más industrializados del mundo y Rusia comenzaron ayer su cumbre dispuestos a un “diálogo constructivo”, en un intento de bajar el tono al debate sobre el escudo antimisiles y Kosovo, y de buscar un compromiso sobre el cambio climático.

Jueves 07 Junio 2007 | 21:36

Poco antes de su primer encuentro con los líderes de Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, Canadá, Italia y Japón, la canciller alemana y anfitriona de la reunión, Ángela Merkel, se mostró confiada en que la cumbre se desarrollará en un “ambiente constructivo”. Tras las advertencias lanzadas desde Moscú por el presidente ruso, Vladimir Putin, quien amenazó con apuntar misiles hacia Europa en respuesta a los planes de EEUU de establecer bases para un escudo antimisiles en Polonia y la República Checa, Merkel afirmó que “la Guerra Fría ha terminado” y que en la cumbre lo básico es “avanzar y buscar posiciones conjuntas” y no aislar a nadie. Tanto el problema del escudo como las diferencias respecto a Kosovo -Rusia no quiere que sea el Consejo de Seguridad de la ONU el que decida sobre el destino de esa provincia serbia- podrán ocupar parte de los debates, pero no centrarán la agenda oficial. Sobre cambio climático La primera jornada de la cumbre estuvo dedicada a buscar una línea de consenso en el debate sobre el cambio climático y una fórmula que permita a todos presentar el resultado como un éxito. Después de quedar claro que Merkel no alcanzará su objetivo de un compromiso de los Ocho de reducir las emisiones de gases contaminantes en un 50 por ciento hasta el 2050, todo apunta a una solución que deje de manifiesto la disposición de todos a asumir responsabilidades. PROTESTAS Con marchas campo a través, rápidos movimientos coordinados en columnas y un ambiente festivo propio de un carnaval, cerca de 10.000 manifestantes contra la cumbre del G8 consiguieron ayer acceder a la valla que protege el balneario de Heiligendamm y cortar numerosas carreteras. Los manifestantes lograron cortar uno de los dos únicos accesos directos por carretera al balneario y bloquearon la autopista que conduce al aeropuerto de Rostock-Laage, justo cuando llegaban en cadena los coches con la mayoría de los jefes de Estado y Gobierno. Policías antidisturbios alemanes tuvieron que reponer un tramo de valla dañado por los manifestantes. La Policía sólo se vio obligada a hacer uso de cañones de agua, gases lacrimógenos y porras para obligar a retirarse al grupo de manifestantes violentos que trató de forzar la valla, resultaron heridos leves 8 agentes, que fueron atendidos en el lugar de los hechos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala