Actualizado hace: 23 minutos
HISTORIA
Cincuenta años sin ver a sus familiares

Nadie sabe qué ocurrió con exactitud. Carmen Alejandrina Intriago Moreira tenía trece años cuando desapareció. Ni sus padres ni ningún familiar o conocido sabía dónde estaba.

Jueves 07 Junio 2007 | 21:29

Era como si la tierra se la hubiera tragado. Aquello ocurrió en 1954. Sus padres vivían en el sitio Mosquito de Chone. Ahora ella ha vuelto, apareció hace dos semanas y luego de 53 años de desaparecida. Hace 72 horas se reencontró con sus familiares. De no creer. ¿Dónde estuvo todo este tiempo? Vivió con Rafaela Villaquirán. Hasta aquí está todo claro, pero luego la historia se vuelve confusa. Hay dos versiones sobre lo que aconteció. Rafaela Villaquirán murió hace 31 años y dejó a Carmen Intriago en poder de su hija Ela Cedeño. Ella cuenta que su madre la halló cuando vagaba por el mercado de Portoviejo, en lo que ahora se conoce como Centro Comercial Municipal. Era invierno. Rafaela Villaquirán se llevó a Carmen Intriago a su casa. Sabía que no era suya e intentó buscar a los familiares, pero sus intentos fueron vanos, sostiene Ela Cedeño. Una casualidad La otra versión es la que dá María Dolores Loor, la mujer que dio con los familiares y se la devolvió. Cuenta que Ela Cedeño la contrató para cuidar a Carmen Intriago, pues le iban a practicar una operación de cataratas en la fundación Oswaldo Loor. A María Dolores Loor la conocen por cuidar enfermos. Ella afirma que cuando conoció a la desaparecida le dio lástima verla. Aquello sucedió el 17 de mayo. Lo que a María Dolores Loor le llamó la atención es que Carmen Intriago no hacía más que hablar de su pueblo natal, Mosquito. Entonces buscó la guía telefónica, hizo algunos contactos y envió a preguntar si era verdad que hace más de cincuenta años una niña de trece años había desaparecido. Le confirmaron sus dudas. Y desde entonces todo cambió. El martes Mercedes Santander fue a conocer a Carmen. Sus ojos se aguaron, sintió que un nudo se le formó en la garganta. Y lloró, porque se trataba de su tía desaparecida. “Es igualita a mi mamá”, dijo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala