Actualizado hace: 54 minutos
GLOBALIZACIÓN
La televisión pagada en Manabí ya pasa de los 20 mil usuarios
TV Cable es la empresa con mayores clientes aunque en Portoviejo el servicio tiene que ser monitoreado para evitar la piratería de señal. Emilio Alcívar inspecciona los equipos

En la década de los 90, en la provincia se afianzó la tendencia del servicio de televisión pagada cuyo propósito ha sido satisfacer la demanda del público que, involucrado en el espectro de la globalización, exigía ampliar sus horizontes en cuanto a observar algo distinto a lo mostrado por la televisión pública.

Jueves 07 Junio 2007 | 19:53

Hoy en día seis empresas ofrecen en Manabí este servicio como son Direct TV, Univisa, TV Cable, Intercable en Chone, Etasat en Bahía de Caráquez, Acusoni y Supercable en la zona Sur. Esta participación de empresas privadas no sólo que le arrebata la sintonía de los canales nacionales sino que le permite al televidente poder medir en qué nivel de cultura y educación se encuentra la sociedad mundial. El mercado de la televisión por cable en el Ecuador movió 83,6 millones de dólares durante el año pasado. En relación al 2005  representó un crecimiento del 11,5 por ciento, informó la consultora internacional Church and Chambers. El Grupo TV Cable domina el mercado en Manabí y eso se debe a la inversión que realizaron en el año 95 en Portoviejo y Manta cuando cablearon los principales sectores residenciales y comerciales. Los servicios que le siguen en cantidad de usuarios son Direc TV que funciona mediante el satélite y Univisa que lo hace mediante cable aéreo. El desarrollo de este mercado se debe a la necesidad de información nacional e internacional de los ecuatorianos, dijo un vocero del grupo TV Cable. Anteriormente en la provincia el servicio variaba de costos por el número de canales, ahora se decidió cobrar una tarifa básica de 19,05 dólares (por receptor) a cambio de recibir 56 canales que ofrece la empresa y que se centran en cultura, entretenimiento, deporte, cine, ciencia y tecnología. El Grupo TV Cable domina el mercado con 312.000 usuarios en todo el país. Esta empresa inició sus operaciones en 1986. En Manabí el mercado de usuarios fluctúa entre los 9 y 10 mil. La mayoría de empresas opera en los mercados de Pichincha, Guayas, El Oro, Manabí y Azuay. Direct TV y Univisa En cuanto a Direct TV, esta empresa cuenta con cerca de 12 mil usuarios en toda la provincia. A nivel nacional registran un potencial de 48 mil abonados. Pese a tener canales con señal digital, el potencial de compradores no está en las urbes sino en aquellos cantones donde no llega TV Cable como por ejemplo Pedernales, Jama, San Vicente, Pichincha, Paján y Puerto López. María Esther Carreño, representante en Manabí, manifestó que la instalación tiene un costo de 35 dólares y la mensualidad puede variar de 30,80 hasta más de 100 dólares según el tipo de programación a ver. Fausto Garay, de Univisa en Portoviejo, informó que por 15 canales el costo del servicio al mes es de 13,25 dólares y únicamente para ver la programación la empresa le instala una antena y decodificador. A mediados de los años 80 apareció la televisión por cable en Ecuador, servicio que en sus inicios era de élite. Hoy este servicio se ha popularizado debido a la demanda de la comunidad. Piratería promueve competencia desleal El negocio de la televisión pagada se ha visto perjudicado por la competencia desleal. A pesar de que algunas compañías de cable operan legalmente en Machala, Manabí, Esmeraldas, Sto. Domingo y otras provincias, desde hace aproximadamente 5 años también ha existido una proliferación de empresas que brindan este mismo tipo de servicio en Ecuador sin estar autorizadas para operar. Otras empresas en cambio, se dedican a vender equipos decodificadores, que los importan desde otros países y los utilizan para captar señal satélite, afirma un vocero de Direct TV en Quito. Cabe resaltar que, en Santo Domingo de los Colorados existen alrededor de diez empresas piratas; en el Oriente, quince; casos similares ocurren en Loja, Sucumbíos, Puyo, Alausí, Chunchi y Tena. Mientras que en Quito y Guayaquil es más difícil el funcionamiento de este tipo de piratería porque las empresas serias y legales ya han copado ambas ciudades con el servicio en mención. De acuerdo al reglamento de la Superintendencia de Telecomunicaciones del Ecuador (Suptel), ninguna persona natural o jurídica, podrá operar sin la autorización otorgada por el Consejo Nacional de Radiodifusión y Televisión (Conartel) y contrato debidamente instrumentado y celebrado con la Suptel.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala