Actualizado hace: 21 minutos
Pedro Vincent Bowen | E-mail: pedrovincent@yahoo.com
Desde Toro Macho
Pedro Vincent Bowen

HUIGRA.- En mi crónica manía de vagabundear, acabo de llegar a Huigra. Principal propósito: asistir al histórico acontecimiento que tendrá lugar aquí y hoy.

Martes 05 Junio 2007 | 20:13

Pero (el infaltable), antes de contaros detalles del evento, séaseme permitido divagar un poco sobre esta población de apenas 2.000 habitantes enclavada en los confines meridionales de Chimborazo y próxima a las tierras bajas de la Costa. De ahí su benigno clima. La fama de Huigra obedece a factores diversos. ¿Sabíais vosotros, que es un lugar muy visitado por quienes buscan recuperarse de enfermedades cardíacas? Por algo será que en el círculo de los infartados se la conoce como “oasis de la eterna primavera”. En cada sitio que visito, trato de averiguar el origen de su nombre. A veces llévome sorpresas. Como en Guadalajara (México)... cuya traducción al árabe es “zanja de mierda”. De ahí que, por esa curiosidad mía, entérome que “huigra” es palabra quichua que significa “toro macho”. Y así la llamaremos a partir de ahora... con la venia de los huigranenses. Lamentablemente, la población de “Toro Macho” está envejeciendo. Los jóvenes emigran al exterior, especialmente a yanquilandia, España, Italia, al extremo de que el colegio “Fray Vicente Solano”... tuvo que cerrar por falta de estudiantes. Me agradan las leyendas. Y “Toro Macho” tiene las suyas. La más conversada es la de la monja que se fugó del convento con un ferrocarrilero riobambeño llamado Mauricio. Su alma aún ronda por las casas del pueblo. Se cuenta también que un niño que aparece junto a la imagen de La Inmaculada, patrona de los huigranenses, se suicidó arrojándose por una ventana por haber perdido el año en la escuela. Dos sitios enorgullecen a los lugareños. Uno, es el cementerio de las afueras del pueblo, do reposan los restos de John Harman, el ingeniero gringo que dirigió la construcción del sistema ferroviario Norte del Ecuador, hermano del financiador y contratista, Archer Harman, parcero de Eloy Alfaro. Otro, es el más emotivo monumento de todos los que conozco, levantado en eterno agradecimiento al Viejo Luchador por haber culminado la unidad de la Sierra con la Costa mediante el sistema ferroviario empezado por García Moreno. Hoy y aquí, comienza a escribirse el segundo capítulo de la historia de los ferrocarriles: El presidente Rafael Correa cumplirá la promesa que hizo recientemente en Riobamba: “... los ferrocarrileros de Huigra, Alausí y la Nariz de Diablo volverán a sentir el temblor del tren”. Posiblemente, mientras leyendo estéis esta nota, yo habré de encontrarme participando de la ceremonia del lanzamiento del Proyecto “Rehabilitación de los Ferrocarriles del Ecuador” con el carácter de emergencia... como emergente lo es todo en este país de las sempiternas emergencias.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala