Actualizado hace: 1 hora 49 minutos
OBRAS
No hay contratos para todos
Armando Flor tiene el contrato de pavimentación de la calle Tiburcio Macias, desde la primera paralela a la Avenida Manabí­ hasta la 5 de Junio. Julio Santos (foto) le provee de asfalto

La torta de la obra pública en Manabí está en pocas manos. Así lo cree la actual dirigencia del Colegio de Ingenieros Civiles que agrupa a 2.072 agremiados.

Lunes 04 Junio 2007 | 19:41

El pedido del gremio es que se democraticen los contratos. En otras palabras, que más profesionales sean contratados y no siempre los mismos. Edgar Menéndez, presidente del colegio, sostuvo que no se puede ocultar el sol con un dedo porque en la contratación pública priman los intereses políticos a favor de grupos. Los alcaldes tienen la facultad de invitar directamente a los profesionales para proyectos de hasta 190.000 dólares. Aunque eso sea legal, es un recurso que se ha empleado para beneficiar a unos pocos, dijo. Para abrir el abanico propone que se adopte la modalidad del Municipio de Guayaquil donde esa contratación por invitación se baja a 47.000. Hay contrataciones que se escapan de las decisiones de los municipios. Son las gestiones hechas por diputados, pese a que la Ley lo prohíbe. O desde los ministerios vienen los contratos con los nombres de los profesionales impuestos. Los alcaldes se hacen de la vista gorda. Para la regeneración urbana de la avenida Universitaria de Portoviejo, en el 2005, cerca de un millón de dólares del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), llegaron al Municipio que era la institución que tenía que contratar, pero no lo hizo porque ya estaban definido los nombres. En el Consejo Provincial La consejera Wendy Macías, brazo derecho del prefecto Mariano Zambrano, aseguró que en el Consejo Provincial de Manabí se han democratizado los contratos. Las cifras de la institución, agregó la funcionaria, señalan que desde el 2005 hasta mayo de este año se contrató a más de 627 profesionales, entre ingenieros civiles, eléctricos y arquitectos. El 80 por ciento son profesionales que han sido contratados por una sola vez, porque se quiere dar oportunidades a otros. La funcionaria señaló, que no pueden contratar a todos los ingenieros de la provincia porque necesitaría un presupuesto 10 veces más al que tiene actualmente para inversión, que en este año es de 23 millones de dólares. Sin embargo, en Manta por ejemplo, se señala que todas las obras del Consejo la maneja un mismo grupo. El Colegio de Ingenieros ha mantenido reuniones con el Prefecto, alcaldes y funcionarios de otras instituciones para solicitarles la democratización. El gremio sigue insatisfecho con los resultados. La ley y "el porcentaje" Julio Santos es un contratista que considera que para que exista la democratización debe reformarse la Ley de Contratación Pública. Dentro de la contratación, manifestó existen argucias para ganar una licitación. Un ejemplo: en una obra de 10 millones de dólares, una compañía le paga a otras un valor para que participen, pero que sus propuestas económicas sean mayores que la de ella. Con esa estrategia esa empresa ganará la licitación. Javier Navia, director de Obras Públicas del Municipio, aseguró que de los 91 contratos (pavimentación y adoquinado de calles, aceras y bordillos) que durante los últimos meses se están ejecutando, sólo en un par de casos se repiten los contratistas. El otro gran problema en el mundo de la contratación pública -un tema que se conoce y no se denuncia- es el 10 o el 20 por ciento del monto del contrato, que ciertos funcionarios exigen para al contratista al que le entregan la obra. Edgar Menéndez PRESIDENTE COLEGIO INGENIEROS Las instituciones públicas de la provincia que pueden contratar no han hecho lo suficiente para democratizar la contratación. Wendy Macías CONSEJERA Las cifras demuestran que en el caso del Consejo Provincial de Manabí se ha democratizado la contratación con los ingenieros.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala