Actualizado hace: 28 minutos
PORTOVIEJO
La calle de las ferreterías
PANORÁMICA Calle Alajuela de Portoviejo. El auge comercial es notable debido a que la arteria es doble vía y comunica con el mercado número uno

El 22 de febrero de 1976 Alciviades Palma García instaló la primera ferretería en la calle Alajuela de Portoviejo: La Pala.

Lunes 04 Junio 2007 | 19:42

31 años después sobre esta misma arteria de la capital provincial se han ubicado más de treinta negocios similares, por lo que poco a poco esta calle empieza a ser conocida como la calle de las ferreterías. A criterio de Folke Zambrano, jefe de control urbano del Municipio, el que hallan ferreterías sobre esta calle se ajusta a las ordenanzas, porque está considerada como una zona comercial. Las razones para que se incrementen estos negocios, según Zambrano, son varias: la calle Alajuela es doble vía y es uno de los accesos principales al mercado. Ex trabajadores La segunda ferretería que se ubicó sobre la calle Alajuela es la Zurita. Esto fue hace casi treinta años. Fue Marcelo Zurita quien tuvo la visión de ubicar este negocio. Refiere Martha Yánez, propietaria, que el local fue concebido como un almacén que dure treinta años. “Si se hubiera pensado en más tiempo, hubiéramos ubicado parqueadero”, dice. Respecto a la proliferación de las ferreterías, Yánez sostiene que sí afecta el negocio. Ante esto la principal arma es la exigencia en cuanto a calidad. La mayoría de las ferreterías pertenecen a ex trabajadores de los locales mayores como Zurita o La Pala. Mientras que Alciviades Palma García, de La Pala, comenta que la competitividad ha mejorado notablemente el sector. “Lo principal es que el cliente tiene muchas opciones para escoger, por eso creo que nosotros los comerciantes nos debemos esmerar en brindar mejor atención y precios más bajos”, afirma. Pese a que está permitido que se ubiquen estos negocios, sí existen regulaciones. Una de ellas es que los propietarios de las ferreterías deben exhibir sus vitrinas dentro de los locales. “Pueden salirse como máximo sesenta centímetros contando desde la pared”, expresa Zambrano. Sin embargo, esta norma no se cumple. El Proyecto de Regeneración Urbana contempla recuperar las áreas de uso público. Es decir, que las veredas no sean mal utilizadas. Explica Zambrano que uno de los puntos centrales del proyecto y donde se hará más énfasis es en la calle Alajuela. COMPETENCIA Los negocios consideran que la principal competencia es el Shopping. EL PLAN DE REORDENAMIENTO En el Plan de Reordenamiento Territorial no hay un tope máximo de las ferreterías que pueden ubicarse sobre la calle Alajuela. Desde la perspectiva de Luchino Iturralde, jefe de Planificación del Municipio, tanto las que existen en la actualidad como las que puedan ubicarse en un futuro deben respetar las ordenanzas. “Hay que reordenar a comerciantes formales e informales y obligarlos a que se retiren de la acera”, sostiene Folke Zambrano, jefe de control urbano del Cabildo. Aclara que el número de ferreterías existentes en la calle Alajuela es de treinta, pero se cuentan también las de sus respectivas transversales como en la calle Chile. Una de las ferreterías relativamente nuevas en el sector es la ferretería Macías Loor. Su propietario José Macías comenta que el negocio es rentable, que da para vivir y defenderse en la vida, pero que hay mucha competencia. José Macías FERRETERÍA MACÍAS “Hay competencia, pero es un negocio que da para vivir. Creo que nos ayuda el que la calle Alajuela esté próxima al mercado uno”. Alciviades Palma FERRETERÍA LA PALA “Hace 31 años solo había dos ferreterías en Portoviejo. La Pala no era el local de ahora, sino un kiosco con tablas. He crecido poco a poco”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala