Actualizado hace: 6 horas 20 minutos
URBANISMO
La ciudad crece sin servicios
Hasta hace pocos años el sector sur de Manta era una zona de pocos habitantes. Ahora las urbanizaciones y ciudadelas privadas ofrecen otras opciones

Según las proyecciones de la Municipalidad de Manta, el cantón registrará un gran crecimiento poblacional, con la llegada de empresarios y ciudadanos comunes para montar negocios o buscar empleos en la ciudad, considerada como el nuevo polo de desarrollo de Manabí.

Domingo 03 Junio 2007 | 20:29

Esto crea preocupación porque, con un deficiente sistema de alcantarillado y agua potable, no se podrá cubrir la demanda de la creciente población, lo que generará problemas. El plan estratégico de desarrollo de Manta, en plena ejecución, considera estos aspectos. El cantón tiene 200 mil habitantes. El 75 por ciento cuenta con los servicios básicos como luz, agua, teléfono y alcantarillado sanitario. De estos servicios, el de alcantarillado sanitario es el que presenta mayores problemas porque ya cumplió su vida útil, 40 años según la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado de Manta. Víctor Espinoza, gerente de la entidad, sostuvo que tienen 60 mil usuarios de agua potable, pero no todos cancelan el servicio, por lo que la empresa está en crisis y no puede invertir en un nuevo sistema hidrosanitario que representaría invertir más de 200 millones de dólares, dinero que están lejos de conseguir. Dijo que lo más viable es solicitar un crédito internacional o hacer la obra por partes. Lo cierto es que mientras este proyecto se haga realidad, la ciudad seguirá sufriendo los constantes reboses de aguas servidas y lluvias. Planificación y proyectos que atraen Miguel Camino, director municipal de Planeamiento Urbano, dijo que la zona urbana de Manta crece aceleradamente, en un diez por ciento por año, a lo que se suman las más de 30 urbanizaciones construidas en los últimos diez años. Una ordenanza estipula que antes de construir las urbanizaciones, los dueños deben presentar un proyecto de construcción de un sistema de tratamiento de aguas servidas, requisito sin el cual no se emite la autorización, por lo que la norma se cumple. Además está la población flotante. Diariamente llegan a Manta cerca de 20 mil personas a trabajar, lo que deja ganancias a restaurantes, hoteles, bares. Los proyectos como el puerto de transferencia, aeropuerto internacional y eje multimodal Manta-Manaos, son causantes del crecimiento poblacional y comercial del cantón. “Eso es una gran ventaja para nosotros, pero debemos estar preparados”, sostuvo Camino. Colaboración del municipio El gerente de la EAPAM resaltó la ayuda que el municipio ha dado en cuanto a la construcción de biodigestores. Cesar García, director del departamento Ambiental de la empresa, manifestó que los biodigestores sirven como alternativa para recibir el agua de los sectores que no cuentan con alcantarillado sanitario. Hasta la fecha la municipalidad ha construido más de 10 biodigestores en sectores como la ciudadela Los Eléctricos, Abdón Calderón, San Agustín, Altamira, 5 de Junio, La Florita, ciudadela Universitaria. Sectores afectados La semana anterior en la calle 4 y avenida 5 (barrio La Ensenadita), el colector de aguas servidas a las lagunas de oxidación se rompió. La poca lluvia caída en estos últimos días han provocado reboses de alcantarillas. Víctor Espinoza, señaló que el sistema de alcantarillado ya no da más. “El mantenimiento que le damos no es suficiente”, dijo. INVERSIONES EN LA CIUDAD En el año 2000 el grupo empresarial Carranza S.A invirtió gran cantidad de dinero en la construcción de una urbanización en la vía a San Mateo la cual lleva el nombre de Manta Beach. Para el gerente Guido Carranza, invertir en esta ciudad es hacer un buen negocio, pues a medida que la ciudad crece muchas personas llegan y vienen en busca de una vivienda. “Es allí donde nosotros ingresamos”, dijo. Este mismo grupo hará un edificio para alquiler de departamentos cerca del sector Barbasquillo. En cuanto a la falta de servicios básicos, como un moderno alcantarillado sanitario, Carranza dijo que seguramente en un futuro no tan lejano se hará realidad esta obra. Otro caso de inversión es el de Alberto Zambrano, quien llegó del cantón Flavio Alfaro y desde hace tres años ubicó un negocio de venta de ropa en el centro comercial La Bahía. Aunque no es un lugar de mayor movimiento, dijo estar contento. “No me arrepiento de mi negocio”, señaló. Zambrano vive con su esposa y sus cuatro hijos en el barrio Miraflores, el rebose de alcantarillas es constante. Tania Tumbaco llegó a Manta en el 2002, vende ropa frente al Parque Central. Señaló que a pesar de que el cantón no cuente con suficientes servicios básicos, las personas siguen llegando y dejan mucho dinero.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala