Actualizado hace: 3 horas 18 minutos
CANONIZACIÓN
Narcisa de Jesús será santa ante venia papal

Redacción ED, EFE.- El papa Benedicto XVI dio ayer su autorización para que la beata ecuatoriana Narcisa de Jesús Martillo Morán pueda ser proclamada santa.

Sábado 02 Junio 2007 | 21:27

Benedicto XVI firmó el decreto por el que se le atribuye un milagro a la beata ecuatoriana, condición imprescindible para que pueda ser canonizada. Narcisa de Jesús Martillo Morán, nacida en Nobol (Guayas) a fines de 1832, y fallecida en Lima el 8 de diciembre de 1869, fue beatificada el 25 de octubre de 1992 en el Vaticano por Juan Pablo II. Sus padres fueron don Pedro Martillo Mosquera y doña Josefina Morán, se desempeñaban como campesinos y murieron cuando Narcisa era muy joven.  La beata ecuatoriana se trasladó a Guayaquil donde vi vió por más de 15 años dedicada a la oración, al  trabajo manual y a la caridad apostólica. Allí trabajó como costurera y comienza a dirigirse con Luis Tola, quien después fue obispo de Portoviejo. Dedicó mucho tiempo al apostolado, especialmente a los niños, a quienes les enseñaba catecismo. A principios de 1868 viajo a Lima y allí continuó su vida  virtuosa como seglar, alojada en la Casa de las Hermanas de la Orden Laical de Santo Domingo, hasta su muerte. Su cuerpo fue trasladado a Guayaquil en 1955 y ahora permanece en su pueblo natal. Para su beatificación, el Vaticano aprobó como milagro la curación en 1967 de Juan Bautista Pesantes Peñaranda quien sufría de un cáncer incurable. Benedicto XVI aprobó ayer además la canonización de una religiosa india, Alfonsa de la Inmaculada Concepción, nacida el 19 de agosto de 1910, y profesora de la Congregación de las Clarisas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala