Actualizado hace: 22 minutos
Venezolanos saldrán nuevamente a protestar

Miles de venezolanos anunciaron salir nuevamente a las calles en rechazo de la decisión del presidente Hugo Chávez de no renovar la licencia al canal RCTV debido a sus críticas al Gobierno, en una nueva muestra de la polarización en el país. La señal abierta de RCTV, la televisora más antigua de Venezuela y a la que Chávez acusó por años de "golpista" y "antidemocrática", se apagó en la medianoche del domingo después de 53 años de transmisión para ser sustituida por TVes, un nuevo canal oficialista.

Miércoles 30 Mayo 2007 | 08:39

Desde el domingo se han escenificado marchas y protestas en varias partes del país: unas para rechazar la medida y otras para apoyarla. La policía ha utilizado balas de plástico, chorros de agua y gases lacrimógenos para disolver las manifestaciones de los afines a RCTV, luego de que algunos manifestantes los atacaran con piedras, palos y botellas. Los choques dejaron decenas de heridos leves entre civiles y agentes. El Gobierno afirma que TVes será un medio de "servicio público", independiente, en el que asegura habrá cabida a la pluralidad; mientras que los detractores de Chávez aseguran que se convertirá en otra televisora al servicio del oficialismo y no del Estado, como denuncian que ocurre con otros canales. El martes, miles de estudiantes identificados con el proyecto "socialista" del Chávez se congregaron en una plaza en el centro de Caracas para luego marchar hacia el palacio presidencial de Miraflores. En su mayoría, los jóvenes vestían franelas rojas, color que identifica la "revolución". "Estamos en defensa solidaria de la decisión soberana del Gobierno revolucionario de nuestro presidente, Hugo Chávez, de no renovar la concesión a ese nefasto canal de televisión que se llamó RCTV", dijo Luis Alvarez, estudiante de la estatal Universidad Bolivariana de Venezuela, a la televisora oficial. La televisora estatal VTV describió la marcha como "Concentración estudiantil en apoyo a TVes y en rechazo a las guarimbas (protestas violentas), vandalismo y foquismo oposicionista". Algunos analistas consideran que la decisión de no renovar la concesión a RCTV forma parte de una plan de Chávez para intimidar al resto de los medios que critican su revolución socialista, al tiempo que favorece la expansión de cada vez más medios estatales. Directivos de RCTV, quienes afirman que su licencia expiraba en 2022, sostienen que el mandatario quiere silenciar a la disidencia y que su próximo blanco podría ser la televisora Globovisión, a la que el Gobierno también acusa de mentir y de ejercer "terrorismo mediático".
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala