Actualizado hace: 21 minutos
Oposición se podría unir para enfrentar a Correa

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, convirtió su popularidad en la principal arma para presionar a opositores, banqueros y periodistas, pero el enfrentamiento con esos sectores podría minar ese respaldo y unificar a sus enemigos en un solo bloque, opinaron analistas.

Miércoles 30 Mayo 2007 | 15:27

"El gobierno está abriéndose muchos frentes basado en el gran apoyo popular (que lo rodea) y eso lo lleva a creer que puede enfrentar a todos los sectores a la vez", declaró el martes Simón Pachano, columnista y politólogo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). En cinco meses Correa se labró una imagen de contendor imbatible. Uno a uno ha ido dejando en el camino a los detractores, pulverizados "por su liderazgo y carisma y una popularidad récord" del 76%, según encuestas, señaló Patricia de la Torre, coordinadora del Observatorio Político de la Universidad Católica. "Su aceptación responde a un rasgo muy acentuado en la cultura política de los ecuatorianos, que premian un liderazgo fuerte y un talante que podría incluso tener tintes autoritarios", explicó por su parte Hernán Reyes, sociólogo de la Universidad Andina Simón Bolívar. Correa gobierna sin oposición fuerte luego de que la derecha perdió la mayoría en el Congreso el 7 de marzo, cuando fueron destituidos 57 de los 100 diputados por un controvertido fallo electoral. Tras ello quiso poner en cintura a la banca obligándola a reducir los costos del crédito mediante un proyecto de ley e invitando a los ecuatorianos a "presentar todas las demandas que quieran" para frenar los abusos financieros. Al mismo tiempo Correa empezó un escalada de recriminaciones contra la prensa llamando "corrupto y mediocre" a un sector de los medios. El enfrentamiento subió de tono cuando el mandatario enjuició por injurias y pidió prisión para el presidente del diario La Hora, por un editorial en que lo acusó de gobernar "con tumultos, palos y piedras". En el punto más álgido de la controversia, el canal Teleamazonas difundió un video sobre una cita de su ministro de Economía, Ricardo Patiño, con agentes de bolsa en la que se habló de la posibilidad de especular con el mercado de bonos de deuda externa. Patiño confesó luego que grabó la conversación sin un permiso judicial con el argumento de que quería "quedarse con una prueba de los oscuros manejos del pasivo externo", lo que fue respaldado por el presidente ecuatoriano. "El gobierno se confía mucho porque no tiene oposición y la actitud del ministro diciendo que grabó y grabará las veces que sea necesario, demuestran un exceso de confianza, que no sé si le dure mucho", indicó el analista Pachano. En ese sentido, Reyes consideró que Correa, al confrontar con tantos sectores a la vez, podría estar agrupando a la banca, la prensa y sus adversarios políticos en un solo frente de oposición. "En el momento en que esos actores se sientan amenazados en sus propias lógicas económicas y políticas y tiendan lazos entre ellas, el gobierno enfrentará una posición unida y no sé si para entonces todavía tenga reserva política", comentó. Correa enfrentará en unos meses la campaña -la segunda después de su elección en noviembre- para la conformación de la Asamblea Constituyente que redactará una nueva Constitución, su principal oferta de campaña. La contienda será seguramente un plebiscito en torno a su gobierno socialista. "Correa tiene un grave problema: habla demasiado y el exceso de confrontación diariamente lo pone a prueba frente a la opinión, que tendrá la oportunidad de expresarse en las urnas frente a su estilo de gobierno", observó de la Torre.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala