Actualizado hace: 19 minutos
El consumo de drogas en Ecuador empieza a los 12 años

Yessenia, una madre de familia de 30 años, escuchó hablar de las drogas, pero recién se puso alerta cuando el mal tocó a su puerta.

Domingo 03 Enero 2016 | 11:00

Se dio hace tres meses, en una fiesta de quinceañera a la que acudieron sus hijas. 

Asegura que en la celebración las adolescentes recibieron un sobre que contenía droga.
Dice que no probaron lo que había en el sobre.
A los días, cuando trascendió lo ocurrido, Yessenia se dio cuenta de la gravedad del problema.
Manifiesta que evitó hacer un escándalo porque su hija le dijo la verdad, y en la familia optaron medidas de seguridad para impedir que la delincuencia las afecte de alguna manera.
“Reconozco que el diálogo hogareño estaba siendo reemplazado por el uso del celular. Desde el incidente nos integramos más, y estamos pendientes de lo que hacemos todos”, cuenta Yessenia.
Óscar Rueda, jefe provincial de la Policía Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), indicó que las drogas están más cerca de los hogares, y que los padres en la mayoría de los casos no entienden las señales de alerta que dan los hijos cuando usan sustancias prohibidas. Inclusive aseguró que en la actualidad la edad de consumo se encuentra entre los 11 y 12 años de edad.
“Llevamos una lucha permanente contra este problema. Las Unidades de Policía Comunitaria son los ojos de la institución en todo el país, aún así estamos en alerta permanente”, indica Rueda.
El Consejo Nacional de Control de Sustancias Psicotrópicas y Estupefacientes (Consep), informó que en el año 2012 la edad de consumo en los estudiantes estaba en los 14 años; en el 2008 a los 13 años, según encuestas realizadas a personas de 12 y 17 años.
General. “Las drogas atacan a las personas de una sociedad en general. No distinguen a nadie por edad, religión o color”, enfatiza Rueda.
Para el oficial policial, la edad de inicio en el consumo se ha reducido considerablemente en comparación con otros tiempos, debido a que la sociedad ha decaído en valores. 
El mayor problema es de los padres que no dan espacio a sus hijos, sin escucharlos ni darle la importancia que se merecen, indicó.
En lo que respecta a la Dinapen, argumenta, la premisa es prevenir y como referente de aquello tienen la capacitación  en colegios, barrios, asambleas comunitarias, entre otros espacios.
“La idea es llevar un mensaje de cambio y esperanza. Tocamos el lado sensible de padres e hijos para que entiendan la seriedad de la situación”, dice. 
Controles. Jesús Delgado, rector del colegio Manabí Tecnológico de Portoviejo, expresa que se respaldan en varias estrategias para evitar la propagación del consumo de drogas. Una de ellas  involucra a líderes estudiantiles,  autoridades, tutores y docentes, de tal manera que siempre impartan charlas con los diversos cursos y paralelos. 
La lección es informar los riesgos que adoptan los menores, así como los castigos por tenencia de estupefacientes, señala.
Indica que la medida más efectiva ha sido la colocación de cámaras (32) que cubren las instalaciones del plantel.
“Es una medida que nos permite llevar un control efectivo de los estudiantes y que eviten así anomalías”, sostiene.
Otra de las medidas, cuando se detecta algún conflicto, es el contacto inmediato con los representantas del alumno, y si el caso es más contundente se debe recurrir a los organismos de control externos, entre ellas a la Policía. 
“Puede ser que haya algún caso de consumo que no se produzca en la entidad. La cifra es reservada, pero jamás dejamos solo a un adolescente con el problema”, declara Delgado.
Por su parte, Sergio Toala, rector de la Unidad Educativa Olmedo, recalcó que no habrá proyecto cien por ciento efectivo contra la lucha antidrogas en los adolescentes si no existe la participación de los adultos que forman parte del hogar.
“Hacemos un proceso de prevención. Llamamos charlas y brigadas. Nos apoyamos con instituciones de Dinapen y Consep. La campaña es permanente, pero sin lugar a dudas que sin la ayuda de los padres de familia en los hogares, nada se podrá lograr”, aclara.
Los tiempos cambian, sostiene Toala, y hace más de una década hablar de drogas era un tabú. Sin embargo, la proliferación de incidentes dentro o fuera de los planteles educativos motivó a que las autoridades reconozcan la importancia de aunar esfuerzos para combatir a los traficantes, quienes se valen de diversas “pantallas” para atrapar a los menores e involucrarlos en el mundo de las drogas, ya sea para consumir o hacerlos distribuir sustancias alucinógenas, agrega.
Casos. La Dinapen informó que hasta septiembre del año anterior 8 menores de edad fueron detenidos por casos de drogas, pero en su mayoría se ha encontrado marihuana. En aquel mes fue la primera ocasión en que se le decomisó heroína a un estudiante. 
Según el reporte, los profesores de un colegio notaron actitudes extrañas en dos de sus alumnos, ambos menores de edad, por lo que se acercaron a ellos y empezaron a indagarlos.
De acuerdo con lo que relataron los docentes a la Policía, los estudiantes se pusieron nerviosos y uno de ellos dejó caer de entre sus cosas unas fundas pequeñas que contenían una sustancia de color amarillento y otra con un polvo blanco, por lo que al sospechar que se trataría de droga, dieron a conocer el caso a las autoridades. 
En la audiencia se determinó la prisión para uno de los adolescentes, a quien se le encontró la droga, mientras que su acompañante recuperó su libertad, señalan los uniformados.
Agregan que el adolescente detenido fue entregado a los agentes de la Dirección Nacional de Policía Especializada Para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), quienes lo trasladaron al Centro de Adolescentes Infractores (cárcel para menores) de Guayaquil. 
Intenso. Oswaldo Chérrez, coordinador de Seguridad Ciudadana de Chone, menciona que en el cantón realizaron un trabajo intenso con los estudiantes, profesores y padres de familia, debido a que el fenómeno de la droga estaba creciendo aceleradamente. 
“Entonces emprendimos acciones preventivas emergentes que nos llevaron a sectores rurales muy distantes. Ahora los chicos saben a lo que se exponen y cuáles son los riesgos que corren”, manifiesta.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala