Actualizado hace: 3 minutos
MUNICIPIO
Cementerios colapsan en capacidad por la falta de planificación
La falta de espacio físico en el cementerio general obligó a muchos a invertir en las criptas de la Catedral Metropolitana

Varios cementerios de la provincia han rebasado su capacidad. La falta de planificación por parte de los municipios hizo que algunos camposantos estén creciendo de forma desorganizada.

Viernes 25 Mayo 2007 | 20:28

Un claro ejemplo es el cementerio general de Portoviejo, construido hace más de cincuenta años, con el propósito de que construyan cerca de diez mil bóvedas en un perímetro comprendido en 3,8 hectáreas. Con el paso de los años, el cementerio fue creciendo al gusto de los usuarios y no a un respeto de las ordenanzas municipales. Pese a que la municipalidad no cuenta con un catastro sobre el número exacto de bóvedas, en el cementerio se informó que se han construido dentro del recinto más de treinta mil bóvedas. La Empresa Municipal de Aseos y Servicios Públicos de Portoviejo, EMASEP, encargada de la administración del cementerio, dispuso que sobre la bóveda vendida se construyan hasta cinco cuerpos más a efectos de suplir la demanda. Pedro Vélez Solórzano, director del departamento técnico, dijo que la municipalidad resolvió no vender más lotes de terrenos porque simplemente no hay más espacios disponibles. El costo por un lote de terreno era de 12,50 dólares más 7,50 por cada bóveda que el propietario desee levantar. “Estamos revisando los permisos de construcción y las ampliaciones que se han hecho con la autorización del departamento de Obras Públicas, consideramos que la prioridad es cercar el área y hacer conciencia sobre la importancia de construir otro camposanto”, reveló el funcionario. Bernardo Párraga, director del área de servicios públicos, reconoce que el cementerio está desa tendido en el tema seguridad y que en cierta medida se debe a la falta de cerramiento. Recordó que hace tres años el municipio elaboró un proyecto de cerramiento para impedir que se construyan más bóvedas y hacerle frente a la delincuencia. Pese a que el proyecto está concluido, aún no se lo ejecuta. El cementerio de Picoazá es otro camposanto que crece de forma desorganizada. Ahí las bóvedas se las construye acorde a la economía del interesado y no a los requisitos que exige la municipalidad. Alternativas a la mano Ante el problema de la sobrepoblación, empresarios privados crearon Jardines de Manabí en la ciudadela Bellavista, vía a Manta. Carlos Macías, asesor comercial, informa que laventa de las bóvedas bajo tierra han tenido aceptación porque los costos se los hace a crédito y con facilidades de pago. Por ejemplo un cuerpo de bóveda cuesta 880 dólares de contado mientras que a crédito por tres años son cuotas de 33 dólares al mes. Otra alternativa son las criptas de la Arquidiócesis construidas hace más de una década, en la planta baja de la catedral Metropolitana. Ahí se construyeron 1.250 bóvedas de las cuales sólo 4 están disponibles, cada una cuesta 1,250 dólares más 300 que cuesta la colocación de la lápida. Yandry Laz, trabajador, informó que luego de 15 años la bóveda es desocupada por cuanto los restos pasan a las criptas y luego de otros años las cenizas reposan en vasijas selladas. Alquiler de bóvedas Como no hay espacio para construir bóvedas, los interesados se ven abocados en alquilar los sepulcros pagando al mes hasta 30 dólares, lo que resulta un buen negocio. Otros cementerios Cementerios como el de Río Chico, Alajuela y Calderón están prácticamente con su capacidad al máximo. Caminar por esos camposantos se torna dificultoso para los visitantes. Manta sectorizó los cementerios En Manta funcionan los cementerios públicos: Sagrado Corazón de Jesús, Eloy Alfaro, Tarqui y General. Su zonificación se dio gracias a una planificación municipal que se realizó en función al crecimiento poblacional. El concejo cantonal dio apertura para que surjan los campos santos privados como el Jardines del Edén, ubicado en la vía San Juan de Manta; y Parques del Recuerdo, en la vía a Rocafuerte. El primer cementerio que funcionó en Manta fue el General, pero después de algunos años fue demolido y allí se construyó varios bloques de viviendas para el personal de la FAE, en el barrio Córdoba. Su demolición se dio en virtud a la irregularidad del terreno. El cementerio General pasó a la avenida Flavio Reyes, donde tiene más de cuarenta años, por lo que el Municipio de Manta está pensando en trasladarlo a otro lugar, aunque todavía no se sabe dónde será. Su traslado está previsto para inicios del próximo año. El cementerio Sagrado Corazón fue construido hace unos siete años, y está ubicado a la entrada del barrio Mar Bella. El Eloy Alfaro está en la parroquia del mismo nombre, al igual que el de Tarqui. El municipio da el ejemplo de lo que significa pensar a futuro, lo que otros municipios no lo han hecho. Permisos Para construir más bóvedas, el interesado debe presentar un plano de construcción a Planificación para su aprobación. Morgue La morgue es de las peores que hay en el país. Sólo cuenta con un mesón y un tanque que sirve para almacenar agua. Sin vigilancia El cementerio general cuenta con un administrador, Carlos Ibarra, y tres personas que se dedican únicamente al barrido.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala