Actualizado hace: 19 minutos
CHONE
Anuncian huelga de hambre

La decisión ya está tomada. Los empleados y obreros del municipio de Chone saben que esperando en su ciudad a que les llegue el salario no tendrán ningún resultado, por eso un grupo viajará a Quito a protestar.

Jueves 24 Mayo 2007 | 00:01

Quinto Alcívar, presidente de la asociación de empleados del cabildo, señaló que ayer en una reunión decidieron que una comisión de unos 20 empleados viaje a Quito y el lunes llegue hasta el Banco Central de Ecuador donde pedirán a los ejecutivos de esta entidad que, muy aparte del problema que vive el cantón, encuentren una solución para que les cancelen los cinco meses de salarios que les adeudan, desde enero de este año. Ellos proponen que el BCE les pague directamente sus sueldos mientras se soluciona el conflicto. La otra posibilidad es que el mismo banco le entregue el manejo financiero a uno de los alcaldes que tiene Chone “basados en la información que tienen y las disposiciones de la Contraloría y Procuraduría, deben entregar ya las claves”, dijo Alcívar. Huelga de hambre El dirigente señaló que ellos estarán en Quito el tiempo que sea necesario “pero con las manos vacías no volvemos a Chone”. Por eso también han considerado que si no atienden sus pedidos iniciarán una huelga de hambre en los bajos del BCE, hasta que el Gobierno les ponga interés. “Lo que nosotros reclamamos es totalmente justo, todos necesitamos que nos paguen para poder subsistir”, dijo. Varios empleados que lo acompañaban dijeron que las historias detrás de ellos son muy tristes. “Por ejemplo, el compañero Candela está con cáncer y nosotros tenemos una ayuda solidaria entre compañeros pero ese fondo ahora está desfinanciado y nos da pena no poder ayudarle”, comentó Alcívar. Comerciantes sienten problema Todo el sector comercial de Chone está lesionado por el incumplimiento en el pago de salarios a obreros y empleados del concejo pues muchos tienen de clientes a servidores municipales. Mario Alcívar, dueño de una ferretería, señaló que por mes tiene unos 20 clientes municipales los cuales ahora no tienen dinero para adquirir productos. Otros le deben y no hay cómo cobrarles mientras que a él las casas distribuidoras le exigen los pagos. Señaló que desde el 2005, cuando inició el conflicto, todo el comercio se afectó y ahora está más grave porque no hay circulante. En su caso las ventas se han reducido en un 60 por ciento.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala