Actualizado hace: 2 horas 13 minutos
Cindy Izquierdo
Madre

“La vida del hombre tiene un mismo origen terrenal, una dádiva que nuestro Dios nos concede por medio de un ángel de amor y fortaleza que todos llamamos MADRE”

Miércoles 23 Mayo 2007 | 22:24

Pensar en una definición que encierre las maravillas que ese ser tan trascendental en cada uno de nosotros marca en nuestra existencia se nos hace difícil y hasta, a veces, inalcanzable. Una madre no solamente es ese ser divino que con amor y abnegación nos da la vida y nos guía en el intento de vivirla; no sólo es ese ser que, aun antes de que nuestros ojos puedan abrirse a un universo de cosas nuevas y vivencias eternas, ya nos ama con el sentimiento más puro y verdadero que puede existir; no sólo es esa persona que día a día se esfuerza por ser la mejor de todas y brindarnos todo aquello que necesitamos y anhelamos; no sólo es aquella vida que alimenta la nuestra y nos protege de todo aquello que signifique peligro y dolor. Una madre es un ascua que brilla intensamente irradiando destellos de dulzura, es esa estrella de luz incandescente que emana reflejos de ternura en cada uno de sus actos, es la primera mujer que el hombre besa y la primera caricia que hace vibrar nuestra delicada piel, es esa alma poderosa que con su fuerza nos cobija y nos da aliento y es la existencia misma de la perfección hecha mujer. Madre es decir amor incomparable, es pensar en una cúpula poderosa de protección imposible de romper, es escuchar caudales de ternura inagotables que marcan el sendero de manantiales que brotan desde el fondo de su ser; madre es soñar con su regazo, es sentir su bendición, es conocer el mundo ante sus ojos y música radiante sus palabras componiendo una canción. Madre es ese amor que nace tan pronto y que nos envuelve en vendavales de felicidad, es ese amor que nos persigue, que aun sin estar cerca lo sentimos tan dentro de nuestro ser, es esa mano que nos levanta al caer y ese hombro que nos brinda complicidad; ella engendra y transmite, es una cadena divina que ata el pasado con el futuro es aquel arco iris que da continuidad a la historia de la humanidad, es aquel poema que ejerce la función del amor comunicativo, es la encarnación el misterio de la vida, es quien recibe y entrega y quien ama aun sin recibir amor. Madre es todo esto y un universo más de cosas y expresiones inigualables, madre es vida y la vida es una manifestación de su amor y entrega. Desde el fondo de mi corazón deseo que el amor que cada uno de nosotros sus hijos guardamos hacia Uds. MADRES, sea el regalo permanente, que esté siempre presente. Aunque muchas veces no les demostramos cuánto las amamos, son el ser más importante e inspirador en cada paso que damos y son el aliento que nos impulsa a salir adelante.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala