Actualizado hace: 1 hora 35 minutos
Alfonso Delgado González | Fax 05-2691670
Los abusos policiales
Alfonso Delgado González | Fax 05-2691670

En Ecuador, como en otros países de América y del mundo, la institución encargada de la seguridad ciudadana que es la Policía, ha sido cuestionada siempre por los atropellos y abusos contra los derechos humanos. Los canales de televisión y la prensa en general, han dado cuenta de esas excesivas acciones policiales que en muchos casos han terminado con la vida de cientos y miles de seres en los últimos años, lo que demuestra lo inapropiado de los métodos y sistemas utilizados. En el Ecuador esos excesos policiales son comentados y graficados casi semana a semana, porque suceden por igual en todas las provincias del país, lo que significa que no se trataría de hechos aislados, sino que posiblemente se deba a parte de la formación individual. Cabe resaltar que en la institución policial hay destacados elementos en la oficialidad y en la tropa, los que constituyen una amplia mayoría, pero, desgraciadamente por esos malos procederes de unos cuantos, la información que llega a la ciudadanía es negativa con relación a esa respetable institución llamada a velar por la seguridad de todos. En dos ediciones distintas “El Diario” publicó la semana anterior informaciones sobre dos hechos sucedidos en Bahía de Caráquez y en Portoviejo.

Miércoles 23 Mayo 2007 | 22:21

En el primer caso, un ciudadano que por divergencias y mal trato para con su esposa fuera ingresado al calabozo del retén policial ubicado en el barrio El Astillero, tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital de Portoviejo por las graves lesiones que recibiera dentro de ese calabozo, lo que lo tiene en estado de inconsciencia, con huesos rotos, golpes en todo el cuerpo e insuficiencia renal. El traslado hospitalario fue hecho sin previa información a los familiares que viven en Leonidas Plaza, lo que, como es natural, levantó sospechas por parte de estos, a pesar de que el mando policial reportó que esos daños físicos fueron hechos por otro recluso, lo cual no ha sido recibido con credibilidad ante la tremenda agresividad contra ese indefenso ciudadano. El caso de Portoviejo es más patético, por cuanto la información periodística fue acompañada de seis fotos secuenciales que prueban la cobarde y abusiva actitud de un miembro policial contra un esposado ciudadano. No se dice el por qué de la detención, pero, sí se observa la inútil presencia de médicos y otros agentes policiales, que nada hicieron por impedir esa barbaridad. En el caso de Bahía de Caráquez la fiscalía ha iniciado la respectiva acción investigativa y entendemos que por ser un hecho público, con el de Portoviejo debe estar sucediendo lo mismo. Pero, aparte de todo esto, la ciudadanía y la opinión pública merecen la satisfactoria aclaración de los hechos y los culpables de estos abusos, la necesaria sanción. Que quede de lado la solidaridad de cuerpo y que se piense en el prestigio institucional y en el respeto a los derechos humanos. PD. A última hora se nos informó que en el caso de Bahía de Caráquez, falleció el señor golpeado salvajemente.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala