Actualizado hace: 5 horas 57 minutos
Marcelo Odebrecht, de empresario a presidiario

Marcelo Odebrecht, de nervios de acero y un imparable deseo de crecimiento, llevó a que su empresa familiar forme parte de un escándalo.

Domingo 28 Junio 2015 | 04:00

La Policía brasileña arrestó hace una semana al presidente de la mayor compañía de ingeniería y construcción de América Latina, Odebrecht SA, y acusó al conglomerado administrado por su familia de participar de un esquema de sobornos por 2.100 millones de dólares en la petrolera estatal Petrobras.

Su vida. Odebrecht llevó al conglomerado de ingeniería de su familia a lugares a los que pocas compañías se han atrevido a ir, como Libia y Cuba.
En Brasil, en tanto, hizo algo que pocos empresarios hacen: defender públicamente las políticas de presidentes izquierdistas.
Uno de cuatro hermanos, Odebrecht ha encabezado la empresa en un período dorado para el grupo familiar, desde que reemplazó a su padre Emilio a fines del 2008 durante la crisis financiera global.
Odebrecht, un ingeniero con estudios de finanzas, convirtió al conglomerado en el mayor empleador privado de Brasil y uno de los cinco grupos privados más grandes del país.
El diario brasileño O Globo detalló en qué condición se encuentra el poderoso hombre de negocios que mientras amasaba millones, hacía lobby político y mostraba simpatía por los gobiernos de izquierda. Luiz Inácio Lula da Silva era su amigo, y con la actual mandataria, Dilma Rousseff, también tuvo cercanía.
Ahora, ese olfato político de poco le sirve. La cárcel de Curitiba tiene capacidad para 18 prisioneros. En el centro hay 12 detenidos, y de este total hay seis vinculados a la red de corrupción de Petrobras.
Sus cuentas bancarias, al igual que las de los demás implicados en la operación, han sido congeladas.
El proceso sigue en investigación. El titular de la empresa Andrade Gutiérrez también fue detenido.
Petrobras. En tanto, el Gobierno brasileño negó en forma vehemente que el dinero de las corruptelas en Petrobras haya servido para financiar la campaña que el año pasado llevó a la reelección de la presidenta Dilma Rousseff.
Según publicó la revista Veja, el empresario Ricardo Pessoa, declaró a la justicia que donó unos 2,4 millones de dólares provenientes de la corrupción en Petrobras para la campaña que condujo a la reelección de Rousseff.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala