Actualizado hace: 17 minutos
PEDRO VINCENT BOWEN
La trasmutación de Bergoglio (i)

Domingo 28 Junio 2015 | 04:00

Hurgando archivos encontré una entrevista sobre la pobreza de los pueblos latinoamericanos (febrero de 2001) por el periodista norteamericano Chris Mathews (socialista recalcitrante) a Jorge Mario Bergoglio, cardenal de Buenos Aires.

Un extracto de la misma reproduzco para el análisis de la transmutación filosófico-política del cardenal Bergoglio de ayer, al papa Francisco, el mismo Bergoglio de hoy, con ocasión de su visita a Ecuador.
Dice Bergoglio a Mathews: “Los socialistas creen en la redistribución que es una de las razones de la pobreza. Quieren nacionalizar el universo para controlar las actividades humanas. Destruyen el incentivo del hombre para hacerse cargo de su familia, un crimen contra la naturaleza y contra Dios. Estas ideologías crean más pobres que todas las corporaciones que los socialistas etiquetan como diabólicas”. Replica Mathews: “Nunca había escuchado algo así de un cardenal”. Responde Bergoglio: “La gente dominada por socialistas necesita saber que no tenemos que ser pobres. El imperio de la dependencia creado por Hugo Chávez, con falsas promesas, mintiendo para que lleguen a arrodillarse ante el gobierno y ante él. Dándoles peces, pero sin permitirles pescar. Si en América Latina alguien aprende a pescar, es castigada. Temo por América Latina. Toda la región está controlada por un bloque de regímenes socialistas como Cuba, Argentina, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Nicaragua. ¿Quién los salvará de esa tiranía?”
Mathews: “Usted es un cardenal capitalista”. 
Bergoglio: “Si pensar que el capital es necesario para construir fábricas, escuelas, hospitales, iglesias, tal vez sí lo sea”. 
El periodista pregunta si no piensa que el capital es arrebatado a la gente por corporaciones abusivas,
Bergoglio: “No. Yo pienso que la gente a través de sus opciones económicas, decide qué parte de su capital irá para esos proyectos. La utilización del capital debe ser voluntaria. Cuando los políticos confiscan ese capital para construir obras del gobierno, alimentar la burocracia, surge grave problema. El capital invertido de forma voluntaria es legítimo, pero el que se invierte a base de coerción, es ilegítimo”. Mathews tilda entonces de radical al cardenal, quien tranquilamente le dice: “Ustedes han creado un estado de bienestar y ha sido solo respuesta a las necesidades de los pobres creados por la política. El estado interventor absuelve a la sociedad de su responsabilidad. Las familias escapan de su responsabilidad con el falso estado de bienestar e inclusive, las iglesias”... (Continuará)
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala