Actualizado hace: 15 minutos
Melvyn O. Herrera C.
Otro refrán…

Las especiales circunstancias que atraviesa esta amada patria mía me han recordado a un buen colaborador que en diversas circunstancias expresaba opiniones y/o soluciones con la sabiduría contenida en varios refranes, uno más criollo y profundo que otro, y campesinos regularmente; uno de estos, al que aludo ahora es: “Dos cabezas de burro, hacen la de un cristiano”, el que alabando la concertación, el acuerdo que alcanzan dos criaturas de asnal inteligencia, eleva éste al nivel de lo razonable y lógico; a lo humano o cristiano.

Lunes 22 Junio 2015 | 04:00

Se me ocurre que esto es lo que desde hace rato está haciendo falta en mi  “Ecuaaadooor del aaalmaaa” y ello desemboca en que aumente la polarización de ideas y acciones en el ámbito socioeconómico de nuestra población, aunque el nivel de pobreza se haya reducido con las diversas medidas de la Revolución Ciudadana; esto claramente se demuestra en la bajísima inversión externa y nacional privada en nuestro país, comparada a la de nuestros vecinos: Colombia con guerrillas y todo recibe abundantes capitales, lo mismo Perú, y ni digamos Chile y aún México, éste pese a sus narco-problemas; países que además están unidos en un frente común de negocios con la China y la otra orilla del Pacífico, quedando Ecuador solitario y aislado de esta gran iniciativa; ¿por qué?, simplemente porque para transmitir confianza a estos estratos no es suficiente la estabilidad política que desde hace 8 años disfrutamos, cuando en cambio los cambios-reformas en sensibles tópicos legales-tributarios han sido muy frecuentes, ahuyentando así la seguridad que requiere cualquier inversionista nacional y/o extranjero. Son varias las ocasiones que el presidente Correa ha ofrecido acercar las distancias ideológicas y/o prácticas entre emprendedores y gobernantes, pero se han diluido sin los buenos resultados que exige la sociedad; al contrario, luego del bajón de los precios petroleros, con los  proyectos de ley originados en Carondelet, aprobados y/o enviados y retirados de la Asamblea, éstos han crispado la paciencia y desconfianza ciudadana en general, no digamos de emprendedores e inversionistas, produciéndose los nada tranquilizadores eventos recientes.
Por el bien de la patria y la sociedad en sí, se impone concertación entre los principales actores del convivir nacional; no debemos perder tiempo en disputas pueriles; por lo mismo, se invoca que ciudadanos y gobernantes -en su gran mayoría cristianos- apliquen la sabiduría del refrán de líneas arriba y la que ya mismo nos traerá Francisco, el papa, en su próxima visita a esta pequeña gran nación nuestra.   
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala