Actualizado hace: 10 minutos
Cambio Climático
Fenómeno de El Niño ya está en Ecuador
Archivo

Las constantes lluvias que afectan a las provincias ecuatorianas son señal de que el fenómeno de El Niño está presente en Ecuador.

Domingo 21 Junio 2015 | 11:00

Así lo informó Orfa Cabezas, coordinadora zonal de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SNGR), quien explicó que éste se presenta de forma “moderada”. 

Cabezas indicó que el pasado jueves se desarrolló un Foro Climático Regional en Santo Domingo de los Tsáchilas, donde se determinó que Ecuador ya vive un “proceso de fenómeno de El Niño, el cual esperamos no sea tan intenso”.
“Estamos en una época considerada ‘sin presencia de lluvias’, por lo que el fenómeno se manifiesta de forma ligera. El mayor riesgo se presentaría de extenderse este fenómeno hasta diciembre, cuando inicia la etapa de lluvias”, dijo la funcionaria.
Ante este fenómeno de El Niño ya presente, Cabezas indicó que la Zonal 4 de la SNGR ya tiene listo un plan de contingencia que, especialmente, se enfoca en medidas de prevención. 
“Se capacitará a los habitantes de las zonas costeras y con riesgo de inundación, para que sepan cómo evacuar estas zonas de ser necesario”, indicó.
Asimismo, agregó que se realizará la limpieza de esteros y alcantarillas para evitar que el agua lluvia cause daños. 
NO ESTAMOS LISTOS.Roque Mendoza, excoordinador de la Secretaría de Gestión de Riesgos en Manabí, recordó los estragos que el fenómeno de El Niño dejó en Manabí y Ecuador en los años de 1997 y 1998. 
“De los fallecidos que dejó en esa época, el 75% fueron víctimas de los deslaves de tierras y por ende de la falta de prevención”, indicó Mendoza. 
“Los desastres no los causa sólo la naturaleza, sino la mano del hombre y la falta de prevención”, dijo. 
Mendoza indicó que ante la presencia de un nuevo fenómeno de El Niño, las entidades ecuatorianas deben trabajar en la prevención de desastres, ya que Manabí no está lista para enfrentar esta realidad. 
“No creo que estemos preparados. Falta capacitación, la gente no sabe qué hacer en caso de emergencia y eso es lo que provoca que las tragedias se magnifiquen”, señaló.  
Agregó que ante las actuales condiciones climáticas “es posible que la intensidad del fenómeno sea baja, en comparación de lo ocurrido hace 17 años”. 
EL MÁS INTENSO. Los estragos a los que se refiere Mendoza se evidencian en números difundidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en un infome catalogado “Crónicas de Desastres”. 
En dicho informe se detalla que El Niño, en 1997-1998, destruyó del 80% de la red vial costera. Mientras que dejó al menos 292 personas muertas, 162 heridas y 40 desaparecidas. 
El monto total de los daños ocasionados por el fenómeno El Niño de 1997-1998 en Ecuador se estima en  2.869,3 millones de dólares. 
De ellos, 783,2 millones (27%) corresponden a daños directos y 2.086,1 millones (73%) a daños indirectos. 
La OPS también detalla que las localidades que más sufrieron daños fueron Esmeraldas, Portoviejo, Manta, Bahía de Caráquez, Chone y los balnearios de la ahora provincia de Santa Elena.
Asimismo, hay que indicar que aquel fenómeno natural también dejó estragos en Colombia, Perú, Bolivia y Venezuela, donde los daños en conjunto 
sumaron 4.661 millones de dólares. 
HAY MÁS LLUVIAS. Según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), en la provincia de Manabí ha llovido más de lo normal. 
Así lo informó Leodán Arteaga, técnico del Inamhi, quien precisó que en lo que va de junio han caído 20,4 milímetros de agua lluvia en la provincia. “Lo normal para esta época del año es de 2,5 milímetros a 4 milímetros”, precisó.
Arteaga agregó que esta época del año es considerada poco lluviosa, por lo que las fuertes precipitaciones que se han registrado 
están fuera del rango normal. 
“En lo que respecta a mayo, se registraron 29,5 mm de lluvia, cuando lo normal es de 9,8 a 13 mm”, finalizó. 
GANADERÍA. Para Xavier Valencia, coordinador zonal del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), la llegada del fenómeno de El Niño sí afectará la actividad productiva. 
“En el área pesquera hay una problemática, ya que los reportes indican que la temperatura del mar se mantiene elevada, lo que hace que los peces busquen lugares o zonas más frías, dificultando la pesca artesanal”, explicó.
Sin embargo, aseguró que el exceso de lluvias sí beneficia a la ganadería en Manabí, ya que ésta ayuda a que el alimento de los animales no escasee.
Valencia agregó que ya se han presentado dificultades en la agricultura. “Hay un problema de humedad en el maíz debido a las lluvias, incluso en algunos sectores hay problemas de crecimiento de hongos”, acotó. 
Sin embargo, añadió que el Magap cuenta con el seguro agrícola, con el que los agricultores pueden recuperar lo invertido en caso de siniestros grandes. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala