Actualizado hace: 20 minutos
Tradición
Las culebras y las fiestas de San Pedro y San Pablo

Miden más de dos metros y asustan a unos y atraen a otros. Son parte de la fiestas y cada año salen a las calles.

Sábado 20 Junio 2015 | 09:30

Se trata de las culebras, elemento importante de las fiestas de San Pedro y San Pablo que por ahora se viven en todo su esplendor en Manabí.

Como cada año, junio genera festejos en la mayoría de poblados. Jayro Moreira y Fernando Moreira salen con una boa de las denominadas “Matacaballo” más la imagen de los santos a visitar a los feligreses de Portoviejo y Manabí.
Jayro, quien tiene el grado de “generalísimo”, es quien lleva el reptil, y es un privilegio que ha logrado luego de 30 años de participar en estas fiestas y haber asistido a unas 200 ceremonias. Fernando, con  seis años es “guardia” de la corte presidencial.
Con su vestimenta rematada con gorros militares se acercan a las personas y les muestran a los santos que van en una pequeña caja. Muchos se persignan, ponen una colaboración en la caja que tiene una ranura para ingresar monedas y billetes. Ahora, en tiempos de teléfonos inteligentes, la mayoría pide que les tomen fotos con la culebra en el brazo. Los más osados se la enredan en el cuello.
CALLES. El “generalísimo” asegura que esa especie de ofidio es mansa. Nunca le ha pasado un accidente. El animal lo capturó en las montañas de Manabí y luego de sacarle los colmillos, la domesticó para que los acompañe en sus recorridos, dice. La alimenta de pollos y ratones, asegura.
Explicaron que la culebra es parte esencial porque el festejo que se hace en honor a los santos es para que protejan a los agricultores de las mordidas de estos reptiles que hay en el campo. Por eso la creencia señala que si una persona se resiste a participar de los festejos tendrá una alta posibilidad de que se le aparezca una culebra.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala