Actualizado hace: 5 horas 43 minutos
Cañar
Brebaje cultural

Se trata de un brebaje hecho a base de maíz fermentado y constituye una bebida ancestral, heredada de los pasados aborígenes.

Viernes 19 Junio 2015 | 04:00

Es un refresco, una especie de bebida embriagante, debido al grado de fermentación que tiene.
El origen de esta bebida se atribuye a los incas. Una leyenda indica que quien la descubrió fue Túpac Yupanqui.
María Eulalia Proaño, del sitio Nar del cantón Azogues, provincia de Cañar, explica el proceso de preparación.
Lo primero que se tiene que tomar en cuenta es que el maíz esté en proceso de fermentación.
En estas condiciones, los granos se muelen y se forma con ellos una harina que se pone a hervir con agua a fuego lento por al menos medio día.
La mezcla debe moverse constantemente con una cuchara de palo, para que no se pegue.  Después se incorporan avena y especias de olor como canela, clavo de olor, ishpingo y pimienta dulce. Se deja hervir un rato para que fermente.
Tránsito Tenelema, habitante de Azogues, manifiesta que cuando la chicha de jora se consume en exceso puede emborrachar a la gente por el grado de  alcohol que adquiere el maíz fermentado.
Recomienda que la bebida se tome un día después de su preparación, pues si se espera mucho tiempo para consumirla puede afectar a la salud.
 EL CAMBIO. El modo de preparación que explicaron las mujeres cañarenses corresponde a una nueva forma de elaborar la chicha.
Es que con el paso del tiempo y la incorporación de la tecnología, los procesos han cambiado. Por ejemplo, ya no se mastica el grano de maíz como lo hicieron los incas; en su lugar se utiliza el molino.
Manuel Flores Ojeda, habitante de la comunidad de Ingapirca, señala que los incas también usaron piezas elaboradas en cerámica y piedra como los metates y morteros para moler el maíz, y grandes ollas de barro en las que dejaban fermentar la chicha de jora.
Otro de los cambios consiste en la utilización de hierbas, entre ellas el cedrón y la hierba luisa. Hoy se anexan especias como canela, panela y anís, condimentos que no usaban los antepasados. 
En la actualidad son muy pocas las comunidades que aún conservan las técnicas ancestrales de preparación de la chicha. Se conoce que los otavalos de Imbabura y la comunidad de Colta en Chimborazo elaboran la bebida de la forma original.
También se mantiene en poblaciones de las provincias de Cañar y Azuay.
celebración. Según informan María Eulalia Proaño y Tránsito Tenelema, la chicha de jora es una bebida de fiesta. Se la consume en los bautizos, matrimonios, graduaciones y, sobre todo, en las manifestaciones culturales de la zona como la celebración del Inti Raymi, Quilla Raymi y para el carnaval de Cañar.
La chicha es una de las expresiones de resistencia de la cultura indígena más significativa. 
En los preparativos participa toda la comunidad, desde que se siembra el maíz hasta la cosecha.
Este brebaje tiene gran importancia para las ceremonias religiosas 
Flores Ojeda cuenta también que antiguamente la chicha era tradicional en las mingas, que eran actividades conjuntas en las que participaba todo el pueblo. 
Esta bebida es fuente de vitaminas A y E, energética (proteínas), hidratante y baja en azúcar. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala