Actualizado hace: 31 minutos
Julio Muñoz
La censura estatal aplicada a Internet

Viernes 19 Junio 2015 | 04:00

 El vasto crecimiento de Internet y la gran proliferación de medios y servicios digitales, ha dado lugar a un debate a nivel mundial ¿quién debe controlar la Red?

Los defensores de la neutralidad de la Red proponen que el acceso debe ser igual para todos, sin barreras económicas ni condicionamiento con respecto al contenido que se publica y sin trabas hacia quien se dirige el mensaje.
En Estados Unidos, la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) emitió una orden, en vigor desde el 12 de junio del 2015, que reclasifica la banda ancha como un servicio público e impone regulaciones a los proveedores de acceso a Internet, para que todos los ciudadanos puedan acceder en igualdad de condiciones. Si bien esta decisión puede parecer beneficiosa para los usuarios, a la vez se están estableciendo mecanismos para limitar y controlar quién y cómo difunde la información dentro de la Red.
El surgimiento de Internet trajo consigo una sensación, utópica, de libertad absoluta, un mundo de libre flujo de las ideas y de la información. Pero esto no ha sido más que una ilusión. En pleno siglo XXI la tradicional censura a la prensa se ha trasladado hacia Internet, con el fin de impedir la libre difusión de ideas y noticias. Los antiguos argumentos del desnivel informativo en el mundo, o flujo en una sola dirección, en base de las fatídicas discusiones por un nuevo orden mundial de las comunicaciones, se han desmoronado con la llegada de la difusión de noticias por medios sociales y la web. Ayer se reclamaba que el flujo de noticias provenía del norte al sur imponiendo un dominio cultural e informativo. Hoy Internet ha permitido el balance del flujo, pero los detractores no están contentos, pues el fondo de la cuestión es el control del mensaje para reprimir una de las mejores formas de expresión y difusión de las ideas. La censura a la web da paso al control informativo de distintos gobiernos, que apagan la libre difusión de noticias pero amplían la hegemonía comunicacional controlada por sus propios aparatos. Así como en el pasado la censura se practicaba en forma diaria en las redacciones de los periódicos, hoy los gobiernos disponen de múltiples herramientas para intentar controlar Internet. 
Las formas de control se acentúan en países donde Internet está creciendo más rápido. China, cuya Constitución señala respeto a la libertad de expresión de prensa, es uno de los países donde existe el mayor control del contenido que se difunde por Internet.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala