Actualizado hace: 20 minutos
Julio Villacreses
Socialismo ecuatoriano

Los socialistas revolucionarios nos acabamos de reunir con ocasión del octogésimo noveno aniversario de la fundación de nuestro Partido Socialista Ecuatoriano, reflexionamos y debatimos el documento de análisis de la coyuntura de política, que nos permitirá desarrollar nuestra linea de acción; llegando a la conclusión de que las reivindicaciones que motivó a nuestra fundación siguen vigentes, hoy más que nunca, se hace necesario trabajar unidos para lograr un Ecuador radicalmente democrático y solidario, donde se garantice las libertades sociales.

Martes 16 Junio 2015 | 04:00

Durante estos ochenta y nueve años hemos obtenido muchas victorias junto al pueblo, muchas de ellas logradas a costa de la sangre de nuestra militancia a quienes siempre honramos su memoria, continuando su lucha ininterrumpida para construir el Socialismo en el Ecuador. También fue propicia la ocasión para reconocer nuestros errores, uno de ellos haber apoyado incondicionalmente al actual Gobierno, que nos ha causado una división. 
Sin embargo, estamos seguros de que muy pronto nos reencontraremos, en la medida que el caudillo siga abandonando el programa original de gobierno, que nos motivó en un principio a apoyarlo; esta ruptura propiciará a los socialistas honestos buscar la unidad del partido y su vinculación a las organizaciones sociales para luchar contra la corrupción.
Al igual que hace 89 años, los socialistas ecuatorianos seguimos aportando para lograr la unidad de las izquierdas, respetando esa diversidad, que nos debe enriquecer. Apoyando a las organizaciones sociales, que se enfrentan al poder, como es el Colectivo Nacional Unitario de Trabajadores, Indígenas y Organizaciones Sociales. De igual manera, relacionarnos a otras formas de organización como son las religiosas identificadas con la Teología de la Liberación. 
Las profesionales, las ecológicas, las femeninas y las de la comunidad GLBTI, cuyas reivindicaciones con respecto a los derechos sexuales y reproductivos deben ser retomadas con fuerza ante su secuestro por parte de este régimen conservador. Con todos ellos, debemos avanzar en un gran acuerdo nacional, que incluya al centro y juntos avanzar para realizar la Asamblea Constituyente para desmontar el autoritarismo .
Sin lugar a dudas, la fortaleza del Socialismo ecuatoriano es la claridad ideológica de su militancia,con firmeza y lealtad se expresa en el Socialismo Revolucionario, quienes contribuyen constantemente a dar soporte político a diferentes organizaciones sociales, sin vanguardismo, sin imposiciones. 
Siempre manteniendo vivo el fuego de nuestra antorcha, como la luz que nos guiará a la unidad y a la liberación de nuestro pueblo, que nos permitirá construir la nueva sociedad: la fraternal, la socialista.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala