Actualizado hace: 28 minutos
Menú
El buen comer es una tradición manabita

Hablar de la gastronomía manabita es abrir un abanico de opciones para todos los gustos.

Viernes 12 Junio 2015 | 04:00

En la provincia, de norte a sur, el seco de gallina criolla, el viche, el corviche, la tonga, las tortillas de yuca y maíz, el ceviche con maní, el greñoso, son algunas de las delicias que pueden disfrutar propios y extraños.
Las amas de casa rescatan que uno de los principales secretos para que la provincia se destaque por su gastronomía es la cocina en horno de leña.
Valentina Cabal, de 76 años, tiene un negocio de tortillas hornadas en leña en Portoviejo. Aprendió de su madre y continúa con la tradición. “En el horno de leña el sabor es diferente, esa siempre ha sido la característica de la comida manabita”, dice.
Fernando Vélez, del restaurante El Tomate, cree que lo que distingue a la comida manabita a nivel nacional y local es que no ha perdido su sabor.
“Nosotros mantenemos la tradición, porque no utilizamos los aliños industrializados sino como nos enseñaron a moler el ajo y sus demás ingredientes. Eso nos caracteriza”, indica.
Y es que en su local, que denomina de comida típica, ha recibido a gente de todas partes en busca de la gastronomía manabita.
El ceviche. Y si de variedades hablamos Manabí también mezcla sus sabores, y al final el producto termina siendo el más apetecido en cada ciudad de la provincia. Tal es el caso del ceviche. En Manta su preparación inicia cuando se curte el pescado, en el caso de este ingrediente, y se sirve con patacones fritos o chifle. 
Mientras que la peculiaridad de este plato típico está en Jipijapa.
En este cantón la demanda  es por el ceviche de pescado con maní y aguacate.
José Gutiérrez, propietario de la cevichería Pepe 2, recuerda que este plato inició a prepararse hace unos 45 años, cuando había pocas cevicherías.
Gutiérrez dice desconocer de quién fue la idea de darle este toque especial del maní y el aguacate, pero asegura que su padre fue uno de los pioneros en preparar esta delicia.
Su local fue reconocido hace dos años como patrimonio gastronómico por el Ministerio de Cultura y Patrimonio tras haber participado en varios eventos.
“La mía fue considerada con un puntaje de nueve”,  menciona Gutiérrez. 
INPC.  Desde el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) se asegura que el apoyo es constante a quienes emprenden e innovan con la gastronomia.
Karina Arteaga, de la regional 4, destaca que el saber ancestral en gastronomía es lo más importante que tiene Manabí. “Es lo que nos identifica en todas partes del país”, indica.
Actualmente el INPC está en un proyecto con la Escuela Politécnica Manuel Félix de Bolívar para que se certifiquen los productos  gastronómicos que ahí se realicen.
“El objetivo es que los manabitas innoven y el INPC pueda ayudarles a destacar eso”, finaliza Arteaga.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala