Actualizado hace: 5 horas 16 minutos
Origen de la Etina
Los cañaris nacieron de una guacamaya

Del seno de una guacamaya descendería la etnia Cañari, que en tiempos remotos ocupó el territorio de las provincias de Azuay y Cañar.

Viernes 12 Junio 2015 | 04:00

Glenda Vivar, guía del museo Centro Cultural de Cuenca, contó la historia que, según una leyenda, dio origen a esta cultura. 
Los cañaris consideran al diluvio como el inicio de su raza. Ellos cuentan que en tiempos muy antiguos pereció toda la comunidad en una gran inundación. De este siniestro se lograron salvar dos hermanos varones en la cumbre del monte Huacay-ñan, “camino de llanto”, que conforme crecía la inundación se elevaba sobre las aguas.
Así, los dos hermanos que sobrevivieron a la inundación salieron de la cueva en que se habían protegido a buscar alimento, y se sorprendían al encontrar grandes banquetes con manjares listos.
Esta escena se repitió por tres días, al cabo de los cuales deseando descubrir quién era el ser misterioso que les estaba proveyendo de alimento, determinaron los dos que el menor saldría en busca de comida, como en los días anteriores, y que el hermano mayor se quedaría escondido en la misma cueva. Así lo hicieron.
Estando el hermano mayor en acecho para descubrir el misterio, entraron de repente a la cueva dos guacamayas con cara de mujer, el indígena quiso apoderarse de ellas, pero salieron huyendo. Lo mismo ocurrió en dos ocasiones más y al tercer día cambiaron de lugar, ya no se ocultó el hermano mayor sino el menor: éste logró tomar a la guacamaya menor, se casó con ella y tuvo seis hijos, tres machos y tres hembras, los cuales serían los padres y progenitores de la nación de los Cañaris.
 
 es sagrada. La palabra cañari viene del quechua Kan, que significa culebra, y de Ara, que significa guacamaya. Para algunos lingüistas significa “descendiente de la culebra y de la guacamaya”. En sí, estos animales fueron considerados sagrados y existen leyendas y decoraciones en sus artesanías y vestimenta que así lo demuestran. 
Los Cañaris son un grupo étnico de aproximadamente 150.000 personas, que habitan mayoritariamente en lo que hoy es la provincia de Cañar y en menor porcentaje en el Azuay. Para los pueblos cañaris el quechua es su lengua materna y el español el idioma de relación intercultural con los mestizos.
Debido a su historia sobre el origen de su etnia, las guacamayas son sagradas para los Cañaris. El hombre de esta etnia se considera el hijo de la tierra: cuando la trabaja, cuando la contempla con respeto, cuando vive en comunidad, en las mingas; por eso las festividades religiosas son ceremonias 
rituales de carácter agrícola y sacral a la madre tierra.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala