Actualizado hace: 1 hora 40 minutos
Brasil
El tren de alta velocidad Río-Sao Paulo dejó de ser una prioridad para Brasil

El plan para la construcción de un tren de alta velocidad entre Río de Janeiro y Sao Paulo salió de la lista de prioridades del Gobierno brasileño y solo podrá ser retomado mediante un proyecto totalmente privado, dijo hoy el ministro de Planificación, Nelson Barbosa.

Martes 09 Junio 2015 | 16:50

"Es un proyecto con unos costes demasiado elevados y hoy ya no está en la lista de prioridades del Gobierno", explicó Barbosa a corresponsales extranjeros, tras la presentación de un nuevo programa de infraestructuras que excluyó ese plan.

Según el ministro, "eso no quiere decir que no puedan llegar unos inversores extranjeros y presentar un proyecto" que incluya tanto la financiación como la construcción del tren de alta velocidad, que de haberse concretado habría sido el primero de América Latina.
En ese caso, el Gobierno sólo se limitaría a estudiar el asunto y decidir si autoriza o no que se lleve a cabo, pero siempre bajo la más estricta responsabilidad de inversores privados, apuntó Barbosa.
El proyecto para conectar las dos mayores ciudades del país con un tren de alta velocidad fue anunciado inicialmente en 2007 y formaba parte de los planes de infraestructura que el Gobierno presentó de cara a la organización del Mundial de fútbol celebrado en Brasil en 2014.
Se convocó un primer concurso para las obras en 2011, pero fue declarado desierto ante la falta de ofertas, con lo que el proyecto pasó a ser incluido entre los planes de transporte para los Juegos Olímpicos que Río de Janeiro organizará en 2016.
No obstante, otras dos licitaciones fracasaron y se intentó abrir un concurso por cuarta y última vez a mediados de 2013, cuando, pese al interés manifestado por varios países, volvió a ser cancelado al ser recibida solamente una oferta.
El proyecto tenía un coste calculado en unos 17.000 millones de dólares y planteaba la construcción de un tendido ferroviario de 511 kilómetros entre Río de Janeiro y Sao Paulo, de donde saldría un segundo tramo de 97 kilómetros hasta la vecina Campinas.
La obra, sin embargo, fue considerada de una enorme complejidad, pues implicaba construir 90,9 kilómetros de túneles y otros 107,8 kilómetros de puentes y viaductos para salvar ríos y desniveles entre las sierras que separan a Sao Paulo de Río de Janeiro.
El plan de infraestructuras anunciado hoy contempla la concesión al sector privado de costosas obras en las áreas de ferrocarriles, carreteras, puertos y aeropuertos, por un valor total calculado en 198.400 millones de reales (unos 64.000 millones de dólares). EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala