Actualizado hace: 4 horas 19 minutos
Manta
Quieren reducir delitos

Moisés Castañeda dice que tenía miedo caminar por la zona de la playa de Tarqui porque hace cuatro años fue víctima de la delincuencia en dos ocasiones.

Lunes 08 Junio 2015 | 04:00

Las dos veces que lo asaltaron se le llevaron el celular y el reloj, manifestó.
Por esa razón, él se acercaba a las autoridades policiales y les sugería que instalen una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) en el lugar, debido a los constantes asaltos. 
“Así como yo fui víctima de los ladrones, también lo fueron algunos de mis vecinos, varios turistas y ciertos jóvenes que caminaban por el sector”, recordó Castañeda.
Hace cuatro años aproximadamente se construyó una UPC frente a la playa de Tarqui y desde allí Castañeda se siente más tranquilo, mencionó.
Yaritza Loor, policía comunitaria de Tarqui, expresó que su función es estar alerta ante los llamados de auxilio que se presenten en esa comunidad.
Servicio a la comunidad. El teniente Cristhian Pineda, jefe del circuito Universidad, mencionó que las UPC son el vínculo de la Policía Nacional con la comunidad. Éstas son las encargadas de atender los auxilios y otras problemáticas que se generan en los barrios.
“Buscamos tener una relación entre la ciudadanía y las autoridades mediante la aplicación de ejes transversales como son escuela segura, barrio seguro y alertas comunitarias para disminuir la problemática de la comunidad”. 
La UPC. Mauro Vargas, jefe de la Policía de Manta, mencionó que la institución tiene una visión de una Policía Comunitaria más apegada a la comunidad.
Estas se colocan estratégicamente de acuerdo a la situación delincuencial que se tienen en cuatro grupos: violenta-delictiva, delictiva y no violenta, violenta y no delictiva, y si no tiene problemas.
En el grupo violenta-delincuencial deben estar 22 policías. Una de esta unidad se encuentra en la parroquia Eloy Alfaro.
En el grupo delictivo y no violento están 16 gendarmes. Mientras que en los grupos menos delictivos y violentos constan ocho uniformados. Ellos deben estar constantemente en la unidad, el que debe estar en servicio durante todo el día.
“Anteriormente Manta era uno de los distritos más violentos del país debido a los asesinatos que ocurrían. Los índices delincuenciales y asesinatos han disminuido en la actualidad en comparación de aquel tiempo”, expresó el jefe de la Policía.
El coronel aspira que dentro de poco tiempo la relación entre la Policía y la comunidad sea muy fuerte.  
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala