Actualizado hace: 43 minutos
Película
Cinco palestinas corren frente a una cámara y al mundo

Mujeres, palestinas y amantes de la velocidad son los rasgos que unen a las pilotos Muna Enab, Marah Zahalka, Betty Sade, Nur Daud y Maysun Yayusi.

Domingo 07 Junio 2015 | 04:00

 
Ellas son más conocidas como las ‘Speed Sisters’ (Hermanas de la Velocidad) y sus vidas han sido retratadas en un documental que se está estrenando y que muestra su pasión sin filtros.
“Es como una versión de la película ‘Too Fast Too Furious’, pero con corazón”, bromea uno de los cantantes de la formación de rap Damn (Sangre, en árabe), integrada en la banda sonora del filme sobre el primer grupo femenino de pilotos de Oriente Medio, que se presenta en Cisjordania y Jerusalén tras recibir excelentes críticas en el festival de Doha y en el HotDocs de Canadá. 
Con honestidad y mucho humor estas cinco peculiares palestinas se pusieron frente a la cámara para enseñar que, para ellas, lo más importante es ser fiel a sus sueños más allá de los estereotipos de una sociedad conservadora como la palestina, donde aún muchos fruncen el ceño cuando comprueban que quienes queman rueda sobre el asfalto son mujeres.
“Al principio fue difícil”, explica Maysun a Efe con una gran sonrisa que contradice sus palabras. “Empecé a correr sin que mis padres lo supieran, hasta que un día me vieron en las noticias. ¿Pero qué haces?, me gritaron, ¡esto es peligroso!”, recuerda con picardía.
 
 EN PELÍCULA. Antes de mudarse a Jordania con su esposo y correr junto a él en el desierto, fue la encargada de aglutinar a las pilotos, de caracteres y orígenes distintos, que captaron la atención de la directora canadiense de origen libanés Amber Fares durante una carrera en Belén en el 2010. Así es como comenzó “Speed Sisters. The Film”, la historia de un equipo consolidado gracias a la ayuda de un sorprendido consulado británico que se volcó en dar apoyo técnico y un vehículo a estas mujeres excepcionales cuando supo de su existencia.
“Lo que se ve en la película es lo que somos y lo que es la vida real aquí. Y aquí la mujer es muy fuerte”, reflexiona para Efe sobre unos vertiginosos zapatos de tacón la exuberante Betty, nacida en México, donde su padre se forjó una carrera como piloto, profesión que también comparte con su hermano. 
“La vida aquí no es fácil. La gente, una sociedad reservada, la ocupación. Pero queremos luchar por nuestro sueño; me gusta pensar que somos un modelo a seguir para otras mujeres”, dice, y añade que “en un país tan encerrado” correr le hace “sentirse libre”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala