Actualizado hace: 9 minutos
Genesio Renovato
Brasil sorprendido por la corrupción

Los brasileños están sorprendidos por otro gran escándalo de corrupción en el gobierno federal. Cuando pensaban que lo peor había pasado, hay un escándalo mayor y sinfín de ramificaciones.

Jueves 11 Diciembre 2014 | 04:00

En el gobierno de Lula hubo un escándalo que llevó a la palabra “Mensalão”, que se define como: cantidad mensual que se paga a los diputados para votar los proyectos que sean de interés del gobierno. Un grupo político de alto rango relacionado con el entonces gobierno del presidente Lula participó en estas negociaciones y muchos de ellos están en la cárcel. En ese momento, creo que fue uno de los mayores escándalos que se han descubierto, si no el más grande.
La corrupción no es exclusiva de ningún sector de la sociedad, por el contrario, es una plaga contagiosa que parece no tener fin. Los políticos son elegidos para servir, luchar por los intereses de la sociedad y luchar contra la corrupción. No esperamos que estos políticos que seguramente son minoría, adopten la corrupción como una práctica común en su vida cotidiana. No podemos observar pasivamente el dinero que se dirige a la salud se desvíe directamente, ya que afecta a la población. ¿Cómo podemos ser conformados a las personas que mueren en los hospitales por falta de estructura, medicina, médico y equipo? Los políticos que desvían el dinero deben ser castigados con todo el rigor para sentir el peso de la justicia sobre sus hombros. Lamentablemente estamos lejos de un castigo ejemplar en Brasil, sobre todo cuando estos implican políticos.
Cuando el “Mensalão” estaba cayendo en el olvido, sorprendentemente hay otro escándalo que involucra la Petrobras, la compañía petrolera más grande de Brasil y una de las mayores del mundo. Además surge una nueva palabra para ejemplificar los actos de corrupción en esta poderosa empresa brasileña: El Petrolão. En política nunca podemos decir que lo hemos visto todo, porque sin duda nos engañamos a nosotros mismos y dudaríamos de la inteligencia de algunos políticos que caminan por senderos oscuros.
Ningún político y ningún partido pueden mantenerse por delante de los intereses de una nación. Hay algunos políticos que piensan que el país es de su propiedad. Siempre es bueno recordar que cuando un político gana una elección él está teniendo la oportunidad de servir al pueblo de su país, está de pasaje, su mandado tiene inicio, medio y fin.  Eso es Democracia. Un país no debe ser cedido a ningún político o partido, todo puede ser modificado en cualquier momento en el que quiere la sociedad. La elección es un acto democrático que da poder a la gente para que pueda elegir a sus líderes. Este momento es único, tenemos el poder en nuestras manos, es importante ejercitar y profundizar nuestra visión democrática y afinar nuestras decisiones.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala