Actualizado hace: 44 minutos
A la espera de las lluvias
A la espera de las lluvias
Por: Alfonso Delgado
adelgado@hotmail.com

Miércoles 10 Diciembre 2014 | 04:00

Y a es conocido y ya lo hemos dicho varias veces en nuestros comentarios semanales. Lo cierto es que luego de un deficiente periodo de lluvias en el invierno último, Manabí y principalmente la extensa e importante zona norte requieren de un pronto inicio de la nueva estación invernal. Esas escasas lluvias del periodo anterior provocaron una parcial sequía con la destrucción de importantes sembríos característicos de la zona, afectando principalmente a los maizales, algodonales y pastizales. Los agricultores y los ganaderos tuvieron millonarias pérdidas, afectando principalmente los créditos conseguidos en el sistema bancario. Y la esperanza se cifró en el reinicio de la estación lluviosa, la que, de acuerdo a informes especializados de organismos nacionales e internacionales, debió comenzar entre septiembre y octubre, coincidiendo esas lluvias con la aparición del fenómeno conocido como El Niño, el que no sería tan fuerte y destructivo como lo fue el de 1997-98.

 

Todos los organismos locales y seccionales se prepararon para recibir los efectos de ese fenómeno de la naturaleza, el que hasta el momento no ha llegado, a pesar de tantas y tantas predicciones. Las pequeñas lloviznas veraneras han sido escasas, alarmando más la situación angustiosa de manera general.  El agro nuestro está seco. 
Está transcurriendo diciembre y la esperanza y la fe no desmayan, no decaen.  Todos confían en que la situación cambie y que esas esperadas lluvias lleguen pronto, sin necesidad de los pronósticos de esos organismos que han fallado en sus predicciones, ya que según parece la naturaleza se ha tornado en indescifrable, posiblemente por tanto daño que le ha causado el accionar humano.  Ojalá que ese clamor generalizado tenga eco y entre finales de diciembre y comienzos de enero  se dé inicio a la nueva estación invernal, con lluvias suficientes como para compensar y remediar los efectos de la sequía  que tantos perjuicios ha ocasionado por todos lados.
Hasta tanto, nuestros agricultores ya están preparados para los nuevos cultivos. Ojalá que el dinero necesario esté disponible para aquel  hombre del agro que con su familia se corren año a año la suerte que les depara la naturaleza.  Y por sobre todas las cosas que la estación invernal por iniciarse, con Niño o sin Niño, sea una estación lluviosa, que es lo que se requiere por acá.  
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: