Actualizado hace: 3 horas 58 minutos
Planificación urbano social futura
Planificación urbano social futura
Por: Enrique Delgado Coppiano

Sábado 06 Diciembre 2014 | 04:00

El mundo entero se desarrolla explosivamente, crece su población de manera incontrolable; la teoría de Malthus (siglo XIX) sostenía que la tierra podría alimentar a 3 mil millones de seres, hoy pasamos de ser más de 7 mil millones sobre el globo terráqueo. La tecnología del siglo XXI llega a fronteras cercanas a la ciencia ficción, principalmente en comunicaciones; cada día surgen muchos inventos y sistemas al respecto, que unidos a la movilización parece hicieron al planeta más pequeño.

Amanecemos en Sudamérica y el nuevo día podemos estar en Tartaria sin dificultad alguna.  Hoy nuestras pequeñas urbes ecuatorianas nos incomodan, calles estrechas llenas de tantos vehículos, automóviles y motocicletas que nos dificultan ir a tal o cual lugar, sea el trabajo, estudio, diversión u hogar, todo lo que hay que realizar para sobrevivir y la sociedad entera corre y corre, lo que apareja un tremendo estrés que mortifica y enferma.
Países como los EE.UU. reciben anualmente 84 millones de visitantes, casi el 26% de su propia población; e igual ocurre con otros altos destinos turísticos y comerciales. Las mayores metrópolis internacionales se han venido preparando para afrontar, no digamos los problemas, sino salvar realidades ya vigentes.  El Ecuador también tiene que hacerlo: cada municipio y el conjunto de ellos, de los que dependen sus núcleos poblaciones,  tienen que aceptar que no bastarán los planes de acción de cada elección. Hay  que proyectarse para los siglos futuros, saber cuánto territorio tenemos y cuántos seremos en el siglo XXII y XXIII e ir dictaminando cómo debe ser el crecimiento poblacional y su ubicación en períodos que parecen lejanos, pero hay que comenzar ahora.
Muchas ciudades han adoptado un sistema de
círculos que se van ampliando y que serán cada vez más y más grandes en población, educación, salud, empleo, así como necesidades de abastecimiento de servicios básicos: agua potable, aguas lluvias, servidas, suministro eléctrico, vivienda, salud, recreación y para obtener buenos resultados hay que empezar.  No podemos actuar cuando los problemas sean tales.  Para eso hay nuevas profesiones que, utilizando al máximo la tecnología actual que cada día sorprende con nuevas aplicaciones lógicas, están llamadas a ayudar para solventar realidades de una humanidad que se expande y que serán las generaciones futuras con las que tenemos una obligación moral para que puedan disfrutar de un bien vivir en nuevas épocas.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: