Actualizado hace: 4 horas 41 minutos
Portoviejo
Se entregan a su pasión por la música

La Orquesta Sinfónica Infanto Juvenil del Gobierno Provincial de Manabí (GPM) forma a unos 68 niños y jóvenes de diferentes localidades manabitas.

Sábado 06 Diciembre 2014 | 04:00

Esta agrupación se creó en el 2007 y desde entonces imparte conocimientos en el arte de la música a quienes la integran, que en su mayoría son estudiantes de escuela, colegio e incluso de universidad.
TRABAJO.  Son las 18h00. A esta hora, de lunes a viernes, el Salón de Actos del GPM se convierte en el lugar de ensayos de la orquesta sinfónica. Unos llegan agitados a limpiar sus instrumentos, tras salir presurosos de clases, mientras que otros con calma afinan su violín, bajo, trompeta, clarinete, piano.
HISTORIAS. Desde hace dos años Júnior Mendoza forma parte de la orquesta sinfónica. Él vive en Picoazá y su destreza musical es puesta en escena a través de las congas, wiro, bombo o platillos.
Este joven de 16 años cuenta que en su natal Picoazá aprendió gran parte de este arte, puesto que desde los 9 años ya era parte de la banda musical de Pedro y Pablo de esta parroquia de Portoviejo. 
“Aprendí viendo. Iba todos los días hasta la iglesia de la parroquia a observar los ensayos hasta que me dieron la oportunidad, y un día sorprendí a mi mamá participando en un desfile. Ella no sabía nada”, recuerda.
Júnior pertenece a una familia de escasos recursos económicos, y dice que esto lo obliga a dividir su tiempo entre las tareas del colegio por la mañana, el trabajo en agricultura por la tarde y la orquesta sinfónica entre tarde y noche. “Es complicado, pero no difícil cuando te apasiona hacer algo”, asegura.
PADRES DE FAMILIA. A los ensayos también se dan cita padres y madres. Entre ellos está Inés Pinargote, quien lleva a su hija Anthonella desde los siete años a ensayar e incluso a las presentaciones fuera de la ciudad.
“Para mí la música representa la libertad”, dice Anthonella, quien ahora tiene 14 años y toca el violín. Ella es una de las integrantes de la orquesta que lleva más tiempo en el ensamble y recalca que su pasión por la música en ocasiones la ayuda a relajarse.
Yolanda Bermello es otra madre de familia que acompaña siempre a sus tres hijos a los ensayos. Destaca el trabajo de cada uno de ellos. “Mientras ocupen el tiempo en algo productivo será una recompensa a futuro”, dice.  
Esta idea la comparte Jonathan Almagro, clarinetista de la orquesta sinfónica. Él menciona que las experiencias que se viven durante los viajes son maravillosas y muy significativas a la vez. 
PROYECTO MUSICAL. Durante este año, la orquesta sinfónica ha tenido 20 presentaciones en distintas parroquias de Portoviejo.
Elena de la Torre, directora de Desarrollo Humano del Gobierno Provincial, señala que para el próximo año se prevé la participación de la orquesta en otros lugares del país.
“Se pretende hacerlos conocer a nivel nacional”, precisa por su parte Clara Zambrano, viceprefecta de Manabí.
Añade que para el 2015 estiman que podrán brindar mayores facilidades a los integrantes de la sinfónica.
Esta orquesta, integrada por músicos de entre 7 y 24 años, nació con el objetivo de fortalecer el desarrollo cultural en Manabí, señala Oscar Bolívar, su director.
Yandri Santana, profesor de percusión, resalta el nivel de convivencia con los estudiantes. “La música ayuda también a desarrollar la parte psicomotriz”, dice.
El reloj marca las 19h30 y el tiempo de ensayo culmina. Para Júnior Mendoza ya es hora de irse, y lo hace con la convicción de todos los días, de que en un futuro será un gran músico.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala