Actualizado hace: 45 minutos
Los corrales del mar

Ligüiqui tiene un tesoro en el mar. Se trata de los corrales marinos, que son cercos formados de piedra de manera semicircular y que se observan en la zona que queda descubierta cuando la marea baja.

Lunes 01 Diciembre 2014 | 04:00

 Leonardo Alonzo, guardián de la arqueología en esta zona rural de Manta, señaló  que estos corrales son un patrimonio único de Ecuador y ayudaron a la cultura Manteña a capturar el alimento, por lo general peces, moluscos y crustáceos.

Este tipo de arquitectura marina también se encuentra en Chiloé, de Chile; y en Rota,  España. En Ecuador lo tiene Ligüiqui, en Manta.
Para Alonzo, la arqueología de su tierra está en el agua. Según sus investigaciones, los manteños construyeron los corrales a 100 metros de profundidad en el mar. 
Alonzo explica que cuando hay marea alta los corrales se inundan, llenándose de peces y otras especies que quedan atrapadas cuando la marea baja, lo que era aprovechado para capturarlos. Los caciques observaban las faenas desde la cúspide del lugar. 
Tras la desaparición de la cultura, los pobladores de este lugar usaron los corrales de la misma manera que sus ancestros, pero en la actualidad se lo hace poco, dijo Alonzo. 
Ahora los corrales son aprovechados para realizar buceo y snorkel, señala.
 
Investigación. Marcos Muñoz, director del Instituto de Patrimonio, dijo que los corrales marinos son de valor excepcional.
La institución iniciará un proceso para incluirlos dentro de los patrimonios en lista indicativa, esto quiere decir que el Estado estudia los sitios con el fin de que éstos puedan ser declarados patrimonio mundial, señaló. “Entiendo que lo importante de estos sitios es que no tienen similitud con otros”, agregó el funcionario. Muñoz dijo que las investigaciones no impiden la realización de obras turísticas en estos sitios, sólo alerta a los municipios de que no hagan un plan de ordenamiento territorial sin desconocer las zonas arqueológicas.
 
El basural. Alonzo después de 18 años observa con optimismo que la gente esté tomando conciencia del tesoro que hay en esta comunidad, una tierra que está llena de arqueología, desde el patio de una casa hasta el basural de piezas que hay cerca al mar. Espera que con su ayuda y la de las autoridades se vea progresar a su tierra, sin perder la identidad de la cultura Manteña. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala