Actualizado hace: 9 minutos
Ee.uu.
Protestan en 170 ciudades

La indignación de la ciudad de Ferguson (Misuri) tras la no imputación del policía que mató al joven negro Michael Brown se extendió a 170 ciudades en 37 estados de todo el país, donde miles de personas cortaron carreteras y puentes para pedir justicia.

Jueves 27 Noviembre 2014 | 04:00

Washington DC, Nueva York, Los Ángeles, Atlanta, Boston, Filadelfia, Oakland y Seattle vivieron las mayores concentraciones, que tuvieron un tono pacífico salvo incidentes aislados y algunos arrestos.
Las grandes ciudades de todo el país están en alerta por posibles disturbios desde la noche del lunes, cuando se conoció que el agente Darren Wilson seguirá libre y sin cargos después de que un gran jurado concluyera que no existen pruebas suficientes para su imputación.
Por su parte, el presidente del Gobierno, Barack Obama, volvió a pedir calma y reiteró que “no hay excusa” para los “actos destructivos” de la madrugada del lunes en Ferguson, en un inciso de un discurso sobre inmigración en Chicago.
 Policía. Darren Wilson, el policía que mató al joven negro Michael Brown en Ferguson (EE.UU.), dijo que siente la ocurrido aunque tiene “la conciencia tranquila” y volvería a actuar del mismo modo, puesto que lo hizo para salvar su vida.
“La pregunta que ocupaba mi mente era ‘cómo sobrevivo”, explicó Wilson en una entrevista a la cadena ABC el día después de que un gran jurado fallara que no existen pruebas suficientes para imputarle por la muerte de Brown.
“En ese momento me pregunté, ‘¿puedo matar a este chico?, legalmente, ¿puedo?’. Y me respondí: ‘tengo que hacerlo, de no hacerlo me matará si me alcanza”, relató el agente.
Wilson sostiene que Brown le agredió e intentó quitarle el arma, un relato que contradice la versión de algunos testigos, entre ellos un amigo que acompañaba al joven. 
Según esos testimonios, Wilson disparó en repetidas ocasiones al joven cuando éste estaba desarmado y con los brazos en alto, el gesto utilizado ahora como ícono de las protestas acompañado del grito: “No dispares”.
Los cargos que podría haber enfrentado Wilson abarcaban desde un máximo de 4 años de cárcel por homicidio involuntario a cadena perpetua o pena de muerte por asesinato en primer grado.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala