Actualizado hace: 10 minutos
BUENOS DÍAS, SEÑOR ALCALDE (V)

Hoy tócale al tema de las motos. Recordad que este asunto se volvió tan vidrioso, que algunitos malpensados sospechan, que en la pérdida de las elecciones (de Jaime), tuvo mucho que ver (también) la Ordenanza reguladora de la circulación de motos en Manta.

Domingo 22 Junio 2014 | 04:00

Tantico de historia: Si bien es cierto que la Ordenanza fue expedida en el 2011, recién se la aplicó a partir del 2013. Se mantuvo un compás de espera de dos años, con la intención, por parte de los autores, de convencer de la “bondad” de la norma a los motociclistas. ¡Inútil intento!
No fueron suficientes las reacciones en contrario de quienes se sintieron “perjudicados” por la Ordenanza, para que los munícipes la dejaran sin efecto. Ni las marchas, ni el plantón frente al Palacio Municipal, amedrentaron a sus inquilinos. Al contrario, se inició una redada contra los motorizados por conducir sin casco, sin chaleco, sin placas, por llevar pasajeros al anca y hasta porque le cayó antipático al Policía de Tránsito.
Los ánimos se caldearon. Y la reacción final (sin violencia) se reflejó en las urnas el 23 de febrero, cuando 10.000 motociclistas, más novias, más esposas, más sucursales, más hijos mayores, más madres, más hermanos y más compadres, votaron por los candidatos que prometieron tirar abajo la “odiosa” Ordenanza de marras. Estoy seguro que las intenciones que inspiraron la Ordenanza, era (y es) buena: “neutralizar el principal modus operandi de los sicarios y asaltantes” (se dijo entonces). Pero (el infaltable), se dice también, que el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones, lo cual significa, que no todo lo que aparenta ser bueno, es lo que más conviene.
Por su lado, la Policía Nacional publicó estadísticas respecto al número de delitos. Así: en todo el año 2012 se cometieron en Manta 164 actos ilícitos empleando motos, mientras que sólo de enero a junio del 2013, se registraron 201 (un aumento del 25%).
En la actualidad, la “Ordenanza que regula la circulación de motocicletas y demás similares en las vías de la circulación del cantón Manta” (así se llama oficialmente), se encuentra vigente. Sin embargo, su aplicación está en suspenso, en el limbo (lamentablemente). Y es así como ahora vemos a motorizados (no todos): sin casco, con varios pasajeros abordo, corriendo como si los persiguiera el diablo. Incluso, tengo una foto tomada con mi BlackBerry, en la que aparece una moto con su conductor, un acompañante atrás y un chancho enorme atravesado entre los dos.
Mientras, continúa el caos, por falta de parqueos, de los cuales se han apoderado los “cuida-carros”. ¿Hasta cuándo, ah? (Continuará)
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: