Actualizado hace: 3 horas 34 minutos
España
Felipe VI es proclamado rey y garantiza que será un jefe de Estado leal

Felipe de Borbón fue proclamado como rey de España tras la publicación en el Boletín Oficial de Estado de la ley de abdicación de su padre Juan Carlos I, con la cual puso fin a 39 años de reinado.

Jueves 19 Junio 2014 | 06:21

Juan Carlos de Borbón firmó este miércoles en el Palacio Real la ley de abdicación, que fue refrendada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

La proclamación de Felipe VI como rey se dio en una ceremonia solemne en el Congreso, que contó con la asistencia de diputados y senadores, así como representantes de los poderes del Estado y Cuerpo Diplomático.

El ahora rey Felipe VI, en su primer discurso ante las Cortes Generales, garantizó que sabrá hacer honor a su juramento a la Constitución y que será un jefe del Estado "leal y dispuesto a escuchar, a comprender, a advertir y a aconsejar, y también a defender siempre los intereses generales".

El nuevo monarca español recalcó también que para que la Corona sepa ganarse continuamente el aprecio, el respeto y la confianza de los ciudadanos, y se haga acreedora de "autoridad moral" debe "velar por la dignidad de la institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente".

En su discurso expresó su solidaridad con quienes se han visto "heridos en su dignidad" por la crisis económica y ha subrayado que siente el "deber moral" de trabajar para revertir esta situación.
El monarca tuvo palabras de recuerdo y homenaje hacia las víctimas del terrorismo, que "perdieron su vida o sufrieron por defender" la libertad de todos.
Por eso mostró su "inmenso respeto" por las víctimas de la violencia terrorista y recalcó que "la victoria del Estado de Derecho, junto a nuestro mayor afecto, será el mejor reconocimiento a la dignidad que merecen"
Ante diputados y senadores y las principales autoridades del Estado el rey afirmó que para que la Corona sepa ganarse continuamente el aprecio, el respeto y la confianza de los ciudadanos y se haga acreedora de "autoridad moral" debe "velar por la dignidad de la institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente".
"Hoy, más que nunca, los ciudadanos demandan con toda razón que los principios morales y éticos inspiren y la ejemplaridad presida nuestra vida pública. Y el Rey, a la cabeza del Estado, tiene que ser no sólo un referente sino también un servidor de esa justa y legítima exigencia de los ciudadanos", aseguró.
También proclamó su "fe en la unidad de España" de la que la Corona es símbolo" y puntualizó que esa unidad no es "uniformidad" y que la engrandece y fortalece y en la que "cabemos todos".
"Esa España, unida y diversa, basada en la igualdad de los españoles, en la solidaridad entre sus pueblos y en el respeto a la ley, cabemos todos; caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben las distintas formas de sentirse español", dijo Felipe VI.
Para el rey, las diferentes sensibilidades no deben nunca "enfrentar, dividir o excluir" sino que deben servir para "comprender y respetar, convivir y compartir".
Tras su discurso, la nueva familia real recorrió las calles del centro de Madrid en un coche descubierto, lo que permitió que los ciudadanos que se congregaron en el trayecto pudieran saludar al flamante rey, que permaneció durante todo el tiempo de pie en el vehículo.
Luego, salieron al balcón central del Palacio del Oriente, para saludar a un multitud que los esperaba.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala