Actualizado hace: 32 minutos
EDITORIAL
Recién comienza el torneo

La pérdida sufrida ayer por la selección ecuatoriana de fútbol frente a la apergaminada representación de Suiza no debe ser considerada como una derrota, más bien hay que recibirla como una de las probabilidades que existen en toda clase de competencia, como lo es el Mundial de Fútbol que se desarrolla en Brasil.

Lunes 16 Junio 2014 | 04:00

Las posibilidades de que la tricolor nacional se resarza de este traspié están aún en vigencia, pues son dos encuentros más los que deberá cumplir, lo que significa igual número de oportunidades para lograr repuntar y continuar en la pelea por honrosas posiciones.
Hay que considerar que el resultado final del juego con Suiza no es exactamente reflejo de una mala actuación deportiva, sino de los diferentes factores que se dan y que surgen de improviso, definiendo la historia.
Matemáticamente las esperanzas se sostienen, apalancando las aspiraciones de los millones de ecuatorianos, de dentro y fuera del país, de ascender en posiciones ondeando orgullosamente el tricolor nacional en las canchas donde debuten.
Quedó atrás el sinsabor del 1-2 de ayer domingo; ahora la “Tri” debe estar preparándose para ratificar su calidad en las dos nuevas confrontaciones a sostener, empezando por ganarle a Honduras este viernes próximo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala