Actualizado hace: 36 minutos
Mes del Manabitismo
El manabita es orgulloso de sus raíces y entorno

“Cuando un manabita está enfermo solo con decir que es manaba es como si le inyectaran un suero o como si le dieran oxígeno, se recupera”. Con esta frase Lauro Fernández Cevallos resume el sentimiento del orgullo que tiene de ser “manaba”, como a él le gusta decir.

Sábado 14 Junio 2014 | 08:00

Fernández, de 80 años de edad, dijo que para el hombre de acá sentirse de esta provincia es un “plus”  que le permite emprender en empresas o ideales que para el común de los mortales es complicado o arriesgado. Él mismo recuerda que por defender a Manabí participó en la lucha para que el cantón El Carmen “no sea arrebatado por la provincia de Pichincha” o cuando salió a las calles a defender la creación del Centro de Rehabilitación de Manabí, CRM. “Yo soy un manabita feliz que cree que en esta tierra hay todo lo que necesitamos y su entorno hace que la queramos y la defendamos tanto”, dice Fernández mientras hace una pausa a sus recorridos por las calles de Portoviejo, donde por estas fechas va pidiendo a sus coterráneos que “celebremos con civismo el mes del manabitismo”.
Motivos. Ramiro Molina, miembro de la Academia Nacional de Historia, es también un apasionado del orgullo manabita. De hecho su trabajo como historiador lo ha fundamentando en su amor a la provincia. “Nosotros somos cien por ciento orgullosos de nuestra tierra, a cualquier lugar que el manabita llega lo repite, lo precisa aunque se llame Alka Seltzer Intriago. Eso es lo que lo hace especial” indicó.
Señaló que el habitante de esta provincia tiene varios motivos para enorgullecerse como la naturaleza de esta tierra, la producción agrícola y pesquera y la belleza de sus mujeres.  
Coterráneos. Sin embargo indicó que hay coterráneos destacados que también son motivo de orgullo para los manabitas entre esos menciona a Eloy Alfaro, expresidente de la República y considerado el ecuatoriano más grande de todos los tiempos. Agrega a otros como Elías Cedeño Jerves, de quien dijo, en el año 1934, estando en Guayaquil, henchido de orgullo y amor por su tierra escribió el pasillo Manabí. También recuerda a Gonzalo Molina, cónsul de Ecuador en España, que buscaba a manabitas en ese país para escuchar de boca de ellos noticias de su provincia. Entre los mamabitas ejemplares suma a Vicente Amador Flor, Horacio Hidrovo, Hugo Mayo, Ivo Uquillas, Isabel Muentes, Filemón Torres, Obdulia Cevallos, Verdi Cevallos. Los manabitas tenemos muchos motivos para ser orgullosos de haber nacido en esta tierra, finalizó.
Hay otros manabitas que orgullosamente rescatan los productos tradicionales de la provincia, uno de ellos es Bolívar Mendoza Tobar, quien con su café manabita recorre la pronvincia y el país repartiendo el ancestral sabor de esta tierra amada y respetada. 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala